Begano se salva del cierre pero no de la reestructuración

stop

La embotelladora de Coca-Cola coruñesa y sus delegaciones acometerán despidos, aunque la plantilla aumentará con la llegada de trabajadores de la factoría asturiana, que desaparece

El presidente Feijóo en una visita a la embotelladora coruñesa Begano | EFE

22 de enero de 2014 (23:12 CET)

Begano, la embotelladora coruñesa de Coca-Cola, se salvó este miércoles del cierre. El grupo que posee todas las factoría españolas dedicadas al envasado del refresco anunció a los sindicatos que su plan de reestructuración pasa por echar la llave a cuatro de sus 11 plantas. Serán las de Fuenlabrada (Madrid), Alicante, Palma de Mallorca y Colloto (Asturias).

La factoría coruñesa ha conseguido esquivar el cierre, tal y como preveía la anterior dirección de la fábrica encabezada por Antonio Couceiro, sin embargo al igual que el resto de plantas, sí tendrá que abordar un proceso de reestructuración que implicará la salida de trabajadores.

750 despidos y 500 recolocaciones

Coca-Cola Iberian Partners cuenta en España con un equipo de 4.200 trabajadores. Este miércoles, en la primera reunión de la mesa de negociación de Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que pretende aplicar indicó a los sindicatos que su intención es despedir a 750 personas y recolocar a 500.

También pretende incrementar la producción y la plantilla en las siete plantas de producción restantes, es decir, A Coruña, Bilbao, Barcelona, Málaga, Sevilla, Santa Cruz de Tenerife y Valencia. Entonces, ¿cómo se entiende que puedan acometerse despidos o bien prejubilaciones en Begano?

Más plantilla y producción en A Coruña

“Se aumentará la plantilla y la producción sí, pero absorberemos la recolocación de parte de los trabajadores de Asturias, a los que habrá que hacer sitio en A Coruña”, explican fuentes del sindicato CSIF. “En este sentido, la reestructuración también afectará a las delegaciones en la comunidad, como en el caso de Ourense, que se quedará con la mitad de trabajadores”, añade.

El grupo presidido por Sol Daurella indica que la nueva organización corporativa está orientada a “eliminar duplicidades e ineficiencias y a unificar criterios” en las actividades y procedimientos que se realizan en el grupo. En el ámbito productivo, la compañía se estructurará conforme a un nuevo mapa circular, racionalizando las plantas del Norte de España, y la zona de Levante y Baleares, y captando sinergias en la zona centro.

La Federación Agroalimentaria de Comisiones Obreras ya ha anunciado la convocatoria de “paros inmediatos” en contra de la aplicación del ERE. De momento, la próxima reunión entre la dirección del grupo y los sindicatos será el próximo día 28.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad