Begano se diluye en Coca-Cola: gana la mitad que el resto de embotelladoras

stop

El centro gallego es el más 'pequeño' de los integrados en Iberian Partners, pero está entre los que más ha incrementado sus beneficios en el último ejercicio

Planta de Begano y la empresaria catalana Sol Daurella

en A Coruña, 27 de agosto de 2015 (03:05 CET)

La traumática reestructuración de las embotelladoras de Coca-Cola en España, que conllevó un ERE tumbado en los tribunales y el cierre de cuatro plantas, salvó de la quema a las instalaciones gallegas de Begano, ahora integrada en el holding español Iberian Partners. La planta coruñesa era más grande que la de Asturbega en Colotto (Oviedo) y, sobre todo, más rentable. En los dos últimos años, Begano ha reportado 22 millones de beneficio a Iberian Partners. La asturiana fue condenada, y la gallega se salvó del cierre.

Su actual papel como embotelladora del noroeste, compartiendo la franja cantábrica con Norbega (Vizcaya), ha coincidido con una mejora de sus magnitudes, pero también ha dejado al centro gallego como la planta más reducida de Coca-Cola, la de menor patrimonio y menores ganancias. Eso muestra la comparativa con el resto de plantas fusionadas, sobre las que ejerce un amplico control la empresaria catalana Sol Daurella, también futura presidenta de la nueva embotelladora europea. Fueron cinco además de Begano y Asturbega: Casbega (Madrid), Colebega (Valencia), Cobega (Barcelona), Rendelsur (Sevilla) y Norbega (Vizcaya).

La menos valorada

De estas, sólo Asturbega era de un tamaño comparable al de la planta gallega, pero estuvo entre las señaladas por Iberian Partners para el cierre, junto a Fuenlabrada, Alicante y Palma de Mallorca. La comparativa de patrimonio no deja lugar a dudas. Begano alcanza los 83 millones, con un valor en libros de 106,8 millones. El resto de instalaciones duplica o triplica la cifra. La valenciana tiene un patrimonio de 115,9 millones y está valorada en 325,4 millones; en Vizcaya se superan los 383,2 millones de patrimonio y un valor de 420 millones; la catalana Cobega está valorada en 324,7 millones, mientras que Refrescos Envasados del Sur, en Sevilla, alcanza un valor en libros de 494,2 millones, cuatro veces más que Begano.

En la memoria de Coca-Cola Iberian Partners, figura también la madrileña Casbega, uno de los focos más activos contra el ERE de Coca-Cola y el cierre de la planta de Fuenlabrada. Anotó pérdidas de 29,1 millones en 2014, y está valorada en 333 millones de euros.

Pequeña pero rentable

En cuanto a beneficios, Begano ha seguido una buena progresión. Pasó de un resultado de explotación negativo de siete millones en 2013 a uno positivo de 18,9 al año siguiente. Esto le permitió incrementar sus beneficios hasta casi duplicarlos, de 7,9 a 14,1 millones.

Aunque la rentabilidad es grande, las ganancias pierden brillo si se miden a las del resto de centros que, a excepción de Madrid, logran jugosos beneficos. La más rentable fue la planta sevillana, con unas ganancias netas de 60,2 millones, 13 más que el año anterior. Norbega, en Vizcaya, redujo a la tercera parte su resultado, ganando 20,1 millones, frente a los 60 del año anterior.

Cobega, la embotelladora de Barcelona, ganó 36,2 millones, el doble que el año anterior. Tanto Asturbega como Casbega, las embotelladores que acometieron cierres, registraron pérdidas, 3,5 millones en la asturiana y los 30,6 millones ya señalados de la madrileña.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad