Begano sale airosa de la guerra entre Hacienda y Coca-Cola

stop

La embotelladora gallega esquiva una reclamación de 16 millones en el Impuesto sobre la Renta y litiga ahora por el IVA y el Impuesto de Sociedades

Planta de Begano y la empresaria catalana Sol Daurella

en A Coruña, 23 de julio de 2016 (00:51 CET)

No hay liquidación de impuestos que cuadre a la primera en Coca-Cola Iberian Partners, la embotelladora de Coca-Cola en España. La compañía ha protagonizado en los últimos tres años un tira y afloja con Hacienda por el Impuesto sobre la Renta de No Residentes que alcanzó cifras astronómicas. Hasta 157 millones en avales llegó a tener la compañía para hacer frente a las incertidumbres fiscales que la acechaban.

En esa misma batalla se vio envuelta Begano, la embotelladora gallega con planta en A Coruña. La empresa, ahora bajo la tutela de la todopoderosa Sol Daurella y con Cobega, la embotelladora catalana, como cabecera del grupo Iberian Partners, recibió en 2012 un acuerdo de liquidación de 16,1 millones correspondiente a los ejercicios 2007, 2008 y 2009.

Hacienda no recurre

La ofensiva inspectora puso los pelos de punta a Begano, que tras dos recursos logró salir airosa del envite. Como avanzó este medio, la empresa no logró evitar la reclamación en un primer momento, pues la Agencia Tributaria desestimó el recurso de reposición presentado.

Sin embargo, el año pasado tuvo éxito en la reclamación ante el Tribunal Económico Administrativo (TEAC), que estimó sus argumentos, según manifiesta Begano en su memoria de ejercicio. "Dicha decisión no ha sido recurrida por el abogado del Estado por lo que se entiende firme", concluye.

Batalla enquistada

Una situación similar vivieron otras embotelladoras de Coca-Cola en España derivada de las inspecciones de Hacienda entre 2004 y 2009. Iberian Partners fue solventando todas con más éxitos que fracasos. Pero la batalla continúa.

Begano, que ahora afronta inspecciones para los ejercicios entre 2009 y 2012, ha presentado este mismo año otras tres reclamaciones económico administrativas contra las liquidaciones de Hacienda.

Otros tres millones en el aire

La primera, por el Impuesto de Sociedades de los ejercicios de 2009 a 2011. El fisco reclama 1,8 millones. La segunda, por el mismo impuesto correspondiente a 2012, que añade a la cuantía otros 924.000 euros.

Finalmente, tampoco está de acuerdo la embotelladora con la liquidación del IVA de los ejercicios de 2010 a 2012, para el que Hacienda reclama otros 473.000 euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad