BDO rechaza su revocación y se ofrece a auditar las cuentas de Pescanova

stop

Le pide a la multinacional que “ponga los medios necesarios para la correcta realización de los trabajos de auditoría”

Planta de Pescanova en Chapela (Pontevedra) / EFE

15 de abril de 2013 (14:47 CET)

La todavía auditora de Pescanova, BDO, niega haber incumplido sus obligaciones a pesar de la intención manifestada públicamente por la multinacional de revocarla. En una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y dirigida al presidente del grupo gallego, Manuel Fernández de Sousa-Faro y al presidente del comité de auditoría de Pescanova, Robert Albert Williams, BDO manifiesta que no hay causa alguna para solicitar su revocación.

“En ninguno de los hechos relevantes especifican ustedes cuáles serían los motivos por los que incurriría en 'causa justa' para solicitar judicialmente la revocación del cargo que BDO y su socio auditor, D. Santiago Sané, siguen desempeñando”, manifiesta la auditora en referencia a una comunicación al regulador bursátil hecha la pasada semana por Pescanova en la que indicaba que la demandaría y solicitaría la revocación de su cargo, un extremo al que se llegó en el último consejo de administración del grupo y que contó con el voto en contra de cinco miembros del cónclave.

El argumento de Pescanova

Pescanova argumenta que BDO no cumplió con sus obligaciones a lo largo de los 10 años en los que auditó las cuentas de la pesquera, ya que nunca detectó la elevada deuda oculta que, ahora, parece haber avocado a la compañía gallega a querer solicitar concurso de acreedores.

“BDO ha perdido la independencia exigible al auditor y se encuentra en conflicto de intereses al querer defender su actuación profesional y su responsabilidad frente a Pescanova, lo que le impide actuar como auditor independiente de la sociedad”, declaró la semana pasada la empresa con sede en Chapela argumentando las causas que la llevaban a solicitar su revocación.

Obtención de información

La auditora niega la mayor y también rechaza que el hecho de que estuviera dispuesta a dar por limpias las cuentas de la compañía días antes de que esta presentase preconcurso de acreedores sean indicativo de una mala gestión. “BDO no ha incumplido sus obligaciones ni ha incurrido en un supuesto de mala praxis, por lo que no procede la revocación de su nombramiento”, insiste. “La opinión transmitida el 26 de febrero era preliminar, se encontraba condicionada a la obtención de información que les había venido requiriendo durante el curso de la auditoría”, añaden.

En la nota remitida a la CNMV, la empresa auditora también desliza que la multinacional no ha sido todo lo diligente que debiera a la hora de facilitarle información para desarrollar su trabajo. “Les reiteramos nuestra disposición de continuar con la revisión de las cuentas anuales del ejercicio 2012, como hemos venido haciendo hasta ahora, para lo que reiteramos la necesidad de que Pescanova ponga a disposición de BDO todos los medios necesarios para la correcta realización de los trabajos de auditoría y, en particular, nos facilite la información que le hemos requerido con la mayor urgencia”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad