El excomisario, José Manuel VIllarejo, junto al empresario madrileño, Fernando Martín
stop

La entidad recurrió al excomisario para investigar si Fernando Martín ocultaba fondos en extranjero en el momento de la quiebra de Martinsa Fadesa

en A Coruña, 13 de marzo de 2019 (14:35 CET)

Martinsa Fadesa protagonizó en julio de 2008 la mayor quiebra de la historia empresarial de España. La constructora entró en concurso de acreedores al no poder hacer frente a una deuda que se disparaba hasta los 7.000 millones de euros. En esta situación se quedó atrapada BBVA, que tenía comprometidos 125 millones de euros en la constructora, y que decidió recurrir a los servicios del excomisario José Manuel Villarejo para investigar si el presidente de la compañía Fernando Martín, ocultaba fondos en el extranjero.

De esta forma, la entidad puso la lupa sobre todos los movimientos del empresario que compró Fadesa a Manuel Jove. Desde el seguimiento personal hasta controles electrónicos pasando por el rastro de sus facturas y desplazamientos dentro y fuera de España, según revela el portal Moncloa.com. Un plan que tendría como finalidad indagar si el empresario contaba con dinero fuera de España para, de esta forma, poder presionarlo.

Un encargo más en la lista

El trabajo encargado por BBVA al excomisario Villarejo en busca de actividades ilegales de Fernando Martín, se suma a los otros dos ya conocidos. Se trata del encargo para investigar los vínculos de Ausbanc -que habría extorsionado presuntamente a la entidad- con los jueces, así como del realizado para espiar a Sacyr mediante pinchazos telefónicos en un momento en el que la constructora preparaba su ofensiva para hacerse con el control del banco.

En este último también se produce una conexión gallega. En concreto, el exministro de Industria, Miguel Sebastián, contrató al despacho coruñés, Caamaño, Concheiro y Seoane abogados -del que es socio el exministro de Justicia, Francisco Caamaño- para iniciar acciones penales y legales por el caso BBVA-Villarejo. Y es que el excomisario recibió un encargo del banco para espiar detalles de la vida privada Sebastián mientras dirigía la Oficina Económica del Gobierno ante la sospecha del banco de que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero estaba apoyando la operación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad