Flotel 'Reforma Pemex', construido en los astilleros Hijos de J. Barreras

Barreras salva en los tribunales las subvenciones para el flotel de Pemex

stop

Hijos de J. Barreras gana un recurso contencioso contra el Ministerio de Industria, que le había denegado subvenciones para el 'Reforma Pemex'

A Coruña, 02 de noviembre de 2017 (05:55 CET)

El Reforma Pemex, uno de los dos floteles que contrató la multinacional mexicana en Galicia, partió de Vigo el pasado mes de noviembre. Lo hizo desde las gradas de Hijos de J. Barreras, el astillero que logró reflotar su rumbo con el contrato del  buque hotel para la petrolera azteca. Sin embargo, el  Reforma Pemex pronto encallaría en los tribunales. De reconstruir esta historia paralela se ha encargado una sentencia de la Sección Sexta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

El Reforma Pemex, en Barreras, y el Orgullo Petrolero, en Astano, fueron los dos proyectos comprometidos y finalmente ejecutados por el grupo mexicano, que formaba parte de un acuerdo "facilitado" por el Gobierno de Núñez Feijóo. Una vez entregado el flotel por parte del astillero que preside José García Costas, Barreras volvió a los números rojos, en parte por la negativa oficial a las ayudas para la construcción del buque que había previsto incorporar a su cuenta de resultados.

La denegación

Esas ayudas fueron denegadas, íntegramente y por silencio administrativo, por parte del Ministerio de Industria, a través de la Dirección General de Industria y Pequeña y Mediana Empresa , el 30 de junio de 2014. En concreto, fue denegada al astillero vigués toda posibilidad de acogerse a ayudas para la realización de Actuaciones de Innovación con cargo al Fondo de Reestructuración (FR), para el periodo 2012-2013.

El astillero vigués, que está participado en su mayoría accionarial por la propia Pemex, decidió plantear un recurso contencioso administrativo en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que el pasado 26 de septiembre dictó finalmente sentencia. Y Barreras se ha llevado el primer asalto.

El fallo

La mencionada sala de lo Contencioso, ante la evidente falta de motivación por parte de la Administración, ha admitido en parte el recurso presentado por Barreras. En concreto, el fallo "anula la referida resolución de la Dirección General de Industria y Pequeña y Mediana Empresa, de 2014, por ser disconforme a Derecho". A su vez, la sala acuerda "la retroacción de actuaciones para que se proceda a la evaluación motivada, es decir, se retrotraiga el expediente al momento anterior a la emisión de la misma para que se explique o motive por la Dirección General de Industria y Pequeña y Mediana Empresa su decisión".

El abogado del Estado, en sus argumentos de respuesta, había señalado que las subvenciones podrían incurrir en ayudas estatales prohibidas por el marco legislativo europeo. Barreras había solicitado las subvenciones al abrigo de los avances tecnológicos que incorporaba el Reforma Pemex al tratarse de un flotel de cuya construcción apenas había precedentes en España. Ahora, a volver a empezar con las ayudas. O a buscar excusas por parte de Industria.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad