Barreras se queda al margen de las áreas de Pemex que sufrirán recortes

stop

EL FUTURO DEL NAVAL

Emilio Lozoya, ex director general de Pemex

A Coruña, 10 de marzo de 2015 (01:23 CET)

Pemex, el gigante petrolera mexicano, se tambalea, y eso ha creado una ola de preocupación en el naval gallego. Es dueña del 51% del astillero Barreras, y tanto esta empresa como Navantia construyen ahora mismo dos barcos floteles para el grupo azteca. El pasado año se prometieron muchos más encargos, pero todavía no se han materializado. No obstante, de momento, parece que la compañía viguesa, presidida por José García Costas, se queda al margen de los tijeretazos de su primer accionista.

Hasta el momento había opiniones enfrentadas. La situación de la paraestatal no invita al optimismo. El pasado año sumó pérdidas por más de 15.600 millones de euros, sus números rojos aumentaron un 55%. Por si no bastase, se encuentra en situación de quiebra técnica con un agujero de 46.000 millones de euros y unos pasivos que sobrepasan en un 36% sus activos.

A por la rentabilidad

La fuerte caída de los precios del petróleo obligó al Gobierno mexicano de Peña Nieto a ordenar una contención del gasto presupuestario de más del 11,5%, unos 3.500 millones de euros. Numerosos contratos han comenzado a ser revisados, pero, las últimas declaraciones del presidente de Petroleos Mexicanos hacen pensar que los recortes no tocarán a Barreras y que su inversión se mantiene.

En una entrevista publicada por el diario El Universal, el presidente de Pemex, Emilio Lozoya, asegura que los ajustes que realizará el gigante se centrarán más en no producir barriles de petróleo que no serán rentables. "Aquellos proyectos que no sean rentables se cerrarán", explica. Pero, el empresario deja claro que los tijeretazos pasarán por encima de las áreas más rentables dentro del grupo, como las dedicadas a "exploración y producción". Las llevadas a cabo por la filial PEP, aquella más susceptible de realizar encargos para Barreras y el naval gallego.

Es PEP la participada que sacó a concurso los floteles que construyen los astilleros gallegos y también la sociedad desde la que Pemex ha prometido hacer más encargos al naval de la comunidad.

"Se posponen, no se paran"

Lozoya explica que en Pemex habría varias áreas que los recortes no tocarán. Las tareas de explotación y producción, "aquellas que tienen que ver con la proveduría de petróleo" y todo lo que implique mejorar la seguridad de la plantilla. Lozoya concede que "habrá recortes en proyectos de exploración, pero orientados a yacimientos de alto coste. En estos casos, difiere la inversión, pero no van a ser cancelados", aclara.

"En refinanciación y plantas industriales, las inversiones que se posponen tienen como fin aplazar aquellas menor rentables. En muchos casos no se cancela, se posponen aquellas inversiones que no se han iniciado", dice Lozoya, que durante toda la entrevista no hace mención a que vayan a producirse recotes en las cantidades presupuestadas para la renovación de la flota.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad