Barreras firma un acuerdo de transferencia tecnológica con cuatro astilleros mexicanos

stop

Pemex indica que se trata de una iniciativa para “reactivar” la industria naval azteca

15 de enero de 2014 (17:49 CET)

El astillero vigués Barreras, participado en un 51% por la petrolera mexicana Pemex, ha firmado un acuerdo de transferencia tecnológica con cuatro de los principales constructores navales del país centroamericano, según han informado fuentes de la empresa.

El acuerdo fue firmado por representantes de las empresas Talleres Navales del Golfo (Veracruz), Servicios Navales Industriales (Sinaloa), Servicios Portuarios (Baja California) y Fundiciones Rice (Sinaloa) por un lado y Barreras por otro, con la presencia del director general de Pemex, Emilio Lozoya.

Potenciar la industria mexicana

Según fuentes de la mexicana, este acuerdo, “tiene el objetivo de compartir tecnología y experiencia entre los firmantes, a fin de potenciar las capacidades de los astilleros y la industria auxiliar de México”.

Las mismas fuentes han añadido que el convenio “se suma a la iniciativa de Pemex para reactivar” esta industria. En ese sentido, han recordado el programa de renovación de la flota menor de la petrolera, en virtud del cual se construirán 22 embarcaciones en coordinación con la Secretaría de Marina de México. De esos barcos, diez unidades serán construidas por astilleros privados del país azteca.

A la espera de un nuevo astillero

A mediados del pasado mes de diciembre, Pemex escenificó su entrada en el accionariado de Barreras (con una inversión de algo más de 5 millones, para hacerse con el 51% del capital) en un acto que tuvo lugar en Vigo, en el que directivos de la mexicana anunciaron la firma de, al menos, cinco contratos (al margen del flotel, cuya adjudicación se conocerá, si se cumplen los nuevos plazos, el próximo 28 de enero).

En ese mismo acto, Pemex anunció que se estaba buscando ubicación para construir "un segundo Barreras" en México, aunque precisó que no se trataba de una deslocalización porque a la petrolera no le interesaba perder la "base" de Vigo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad