Crucero Ritz Barreras

Barreras botará el primero de los cruceros de Ritz el 9 de octubre

stop

El astillero vigués Hijos de J. Barreras busca personal especializado para cumplir con la carga de trabajo comprometida hasta 2020

A Coruña, 05 de septiembre de 2018 (16:58 CET)

El primero de los cruceros que el astillero vigués Hijos de J. Barreras construye para la empresa The Ritz-Carlton Yatch Collection ya tiene fecha de botadura. Será el próximo 9 de octubre a las 17.00 horas, según ha confirmado este miércoles el presidente de Barreras, José García Costas.

El barco, un híbrido entre un yate de superlujo y un crucero, cuenta con un plazo de entrega de 30 meses. Ritz-Carlton contrató su construcción por 250 millones de euros y podría no ser el único, ya que el contrato firmado el año pasado con esta filial de la conocida cadena hotelera "contiene una cláusula opcional para construir" otros dos barcos, apunta García Costas.

Formación para el naval

El anuncio de la botadura se produjo durante una visita del conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, a las instalaciones del astillero vigués con motivo de la puesta en marcha de las primeras unidades formativas con las que la el Ejecutivo autonómico "busca ayudar al tejido empresarial a hacer de la formación un activo que les permita incrementar su competitividad".

Tal y como ha recordado el conselleiro Conde durante su intervención, estas formaciones son oficiales y se centran en tres sectores prioritarios para Galicia, como son el naval, la automoción y las TIC. La de Barreras es una de las primeras 73 unidades formativas vinculadas al sector naval de este programa, que ofrece en Vigo dos tercios de sus cursos elaborados "a la carta" para las empresas.

Falta personal cualificado

García Costas, que ha destacado que estos cursos favorecerán la contratación de personal especializado asentado en Galicia, y especialmente en Vigo, para responder a las necesidades actuales del naval, ha refrendado que Barreras tiene "carga de trabajo" hasta 2020 y trabaja para los años sucesivos.

En este marco, ha recalcado que el astillero necesita personal especializado (caldereros, tuberos, soldadores...), aunque ha descartado concretar una cifra. "Es difícil decir cuánta gente es necesaria, pero ahora mismo necesitamos todas las especialidades, traemos gente de Portugal pero lo interesante es que tengamos aquí al personal", ha sellado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad