Barclays y Credit Suisse se unen para presionar a Codere

stop

Ambas entidades crearán un comité que impondrá al socio del empresario gallego José Collazo tipos de interés de ‘empresa en riesgo’

28 de mayo de 2013 (00:52 CET)

Barclays y Credit Suisse pondrán en marcha un comité conjunto que liderará las negociaciones de la banca con Codere. La empresa de juego dirigida por la familia Martínez Sampedro –y que en Galicia es socia del gigante Comar en el terreno de las apuestas deportivas— aspira a refinanciar los vencimientos pactados con las entidades. Las conversaciones están atascadas en los tipos de interés que los bancos quieren cobrar por alargar plazos.

El tiempo, mientras tanto, aprieta. El próximo 15 de junio, Codere debe dar respuesta a una línea de crédito de la que faltan por abonar 34 millones.

Todas las soluciones “están sobre la mesa”, según fuentes oficiales de la firma. Sin embargo, pierde fuerza la posibilidad del impago. Las entidades han recibido, por ahora, de los asesores que negocian en nombre de Codere varias propuestas como garantía para una hipotética refinanciación. Desde la venta de activos en Estados Unidos hasta la salida a bolsa de la filial mexicana –25% de los ingresos y el 30% del ebitda de la compañía—.

Tipos de interés

Mediante la calidad de estas operaciones, Perrella Weinberg & Partners pretende convencer a Barclays y Credit Suisse para que reduzcan el diferencial exigido. Los grupos internacionales han puesto sobre la mesa unos tipos de interés ubicados en la franja reservada a empresas de alto riesgo. El nuevo comité bancario pretende hacer frente común y obligar a los Sampedro a aceptar estas condiciones.

Del frente bancario ha quedado descolgado el español BBVA, con una exposición mínima a la multinacional española.

Sacando pecho

Codere lucha contra la descalificación crediticia de los últimos días sacando pecho. Ha logrado refinanciar en Argentina 10 millones de euros hasta octubre y enjugar 19,2 millones de euros que debía a Banco Macro. Ha liquidado la cantidad con fondos propios. La operación supone la liberación de garantías que podrían también ofrecerse a Barclays y Credit Suisse.

En ese mismo país americano se ha garantizado la renovación de varias licencias esenciales para su actividad.

El trámite supondrá otros 31 millones de euros en costes. Se liquidarán en ocho plazos entre agosto de 2013 y marzo de 2014. La deuda global de Codere baja después de estas operaciones de los 1.200 millones de euros. Supone una ratio de cuatro veces el ebitda.

El juego, en crisis

Codere pasa por un momento complicado. A la negociación de la deuda se suma la debilidad del negocio.

Acaba de publicar los peores resultados trimestrales en términos de ebitda (62,1 millones) de los últimos nueve trimestres. Espera seguir cayendo. Por eso, ha rebajo sus perspectiva anuales hasta 285 millones frente a una estimación previa de 300 millones. Banc Sabadell recomienda vender las acciones de la única firma del sector que cotiza en bolsa.

El grupo con sede en Madrid dispone de intereses en ocho países en Europa y América, entre los que se cuentan España, Argentina, México y Estados Unidos. Se dedica a la explotación de locales de apuestas y juegos, hipódromos y salas de máquinas. Además ha introducido un pie en el negocio on line.

Galicia

El pasado año, Codere llegó a un acuerdo con el gigante gallego del juego Comar, presidido por José Collazo Mato.

Mediante este convenio, Codere se ha convertido en el proveedor de apuestas deportivas presenciales de Comar, una modalidad recientemente implantada en la comunidad.

Las terminales del grupo madrileño aprovechan la fuerte infraestructura de salones de juego que posee Comar en Galicia, así como sus acuerdos con cientos de establecimientos hosteleros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad