Enrique Tellado, junto a Dolores Dancausa

Bankinter salva un 'match ball': fin al aluvión de inspecciones en EVO

La Agencia Tributaria cierra las inspecciones que abrió a EVO Banco, que afectaron a seis impuestos prácticamente desde su creación por Novagalicia

Bankinter ha salvado un particular "match ball" que afecta a su más reciente adquisición: EVO Banco. La entidad presidida por María Dolores Dancausa integró ya en sus cuentas del segundo trimestre del año el negocio de la antigua filial de Apollo, pero para ello tuvo que sortear algunos obstáculos previos. Entre ellos, el aluvión de inspecciones fiscales que se acumulaban sobre la mesa del despacho de Enrique Tellado, hasta entonces primer ejecutivo de EVO.

Y es que Bankinter anunció  la compra del negocio bancario de EVO Banco en España y de Avantcard a finales de septiembre del año pasado. No fue hasta mayo cuando recibió las pertinentes autorizaciones por parte del Banco de España y de Competencia. En el camino se había quedado el auténtico quebradero de cabeza para los ejecutivos de la entidad que impulsó la extinta Novagalicia Banco cuando estaba en manos del FROB: una tromba de inspecciones fiscales, que databan prácticamente desde su nacimiento, en 2013.

Desde el primer año de vida

EVO fue constituido el  4 de octubre de 2013. Un mes antes, en septiembre, había obtenido la autorización del Banco de España para realizar la actividad bancaria, fruto de la segregración de activos de Novagalicia repartidos por la geografía nacional, ya que la entidad nacionalizada debía limitar su actividad a su área geográfica de influencia, que era Galicia. Las inspecciones tributarias han acompañado a EVO toda su vida, hasta caer en manos de Bankinter.

La entidad de Tellado reveló en sus cuentas presentadas este año, por primera vez, el aluvión de actas que levantó la Agencia Tributaria. Lo hizo una vez había salvado el apuro, y cuando Bankinter estaba a punto de mandar en la entidad. En cambio, en otros ejercicios, sí se había prodigado en detallar las inspecciones fiscales de EVO Finance, la filial que retuvo Apollo y ahora se encuentra en proceso de liquidación.

La lupa del fisco en seis impuestos

EVO explica en su memoria que la batería de inspecciones de Hacienda afectó a seis figuras impositivas: Impuesto sobre Sociedades, Impuesto sobre el Valor Añadido, retenciones sobre rendimientos del capital mobiliario, retenciones sobre rendimientos del trabajo, retenciones sobre arrendamientos inmobiliarios y retenciones sobre rendimientos de no residentes. Casi nada.

Fue en junio de 2017 cuando la entidad dirigida por Tellado recibió notificación del inicio de actuaciones de comprobación e investigación relativas a los ejercicios 2013, 2014 y 2015 por los seis impuestos antes mencionados. A finales de julio de 2018, en la antesala de la venta y en plenas negociaciones, EVO recibió comunicación de Hacienda mediante la cual se daban por concluidas todas las actuaciones inspectoras, "no habiéndose generado ajustes relevantes ni apreciándose por la inspección indicios de conducta sancionable por ningún concepto", dice EVO sin detallar si tuvo que hacer frente a la actualización de liquidaciones por dichos impuestos desde 2013, que fue cuando nació.

Los seis millones de EVO Finance

Otro cantar ha sido la evolución de EVO Finance a ojos de Hacienda. Han sido múltiples las inspecciones a las que ha tenido que hacer frente, y también los reveses. Un ejemplo es el IVA de los ejercicios 2012 y 2013. EVO Finance tuvo que registrar entonces una provisión por las posibles obligaciones que pudieran surgir  como consecuencia de la citada inspección, cuyo importe ascendió a prácticamente seis millones de euros.

EVO tuvo que modificar las liquidaciones y abonarlas. En ese momento, firmó en disconformidad las actas de inspección e inició la reclamación de las cantidades por vía administrativa, proceso que sigue abierto, según detalla EVO en su memoria.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad