Banco Pastor vende en tres meses el 65% de la promoción de pisos estrella de Madrid

stop

MERCADO INMOBILIARIO

Maqueta del edificio Mindanao

15 de junio de 2011 (18:40 CET)

La gran mayoría de los expertos consideran que el solar del antiguo Hotel Mindanao es el mejor terreno del mercado residencial de Madrid. Ubicado en unos de los barrios más elitistas de la capital, la puesta en marcha hace tres meses de la venta de hasta 170 viviendas de lujo lo ha convertido en la promoción más relevante de los últimos años.

En plena crisis inmobiliaria y con la venta de viviendas cayendo un 30% hasta abril hasta los niveles más bajos en cinco años, esta operación se ha convertido en un test de primer orden para conocer si hay demanda, a qué precios, en qué condiciones y dónde.

Los primeros datos invitan al optimismo. En apenas 90 días, la firma Colliers Internacional, que comercializa la promoción en exclusiva, ya ha cerrado la venta de 112 viviendas. Esta cifra supone el 65% de las 170 casas de uno, dos y tres dormitorios con las que el banco prevé alcanzar unos ingresos de 100 millones. De las casas vendidas, alrededor de 40 han sido adquiridas por empleados de Banco Pastor y por clientes de banca privada del banco gallego, a los que se ha dado preferencia en la promoción.

Rebaja entre el 25% y el 30%

Para conseguir el objetivo y sacar de su balance uno de los suelos de mayor calidad del grupo, Pastor está concediendo a los compradores el 90% de la financiación y está vendiendo sobre plano a unos precios muy competitivos. Tanto, que los precios se sitúan entre un 25% y un 30% por debajo de los de otras promociones en zonas de primer nivel de Madrid como Paseo de la Habana, Chamberí o Salamanca.

Las viviendas serán entregadas en el segundo semestre de 2013. La promoción pretende crear en pleno centro de Madrid un concepto de vivienda sin precedentes en España y que ya existe en grandes capitales como Nueva York y Londres. El edificio funcionará como una cooperativa que incluye piscinas interiores y exteriores en la azotea, el gimnasio y el spa o servicios de limpieza o de cuidado de niños que se pueden contratar a través de un call center.

Para el banco que preside José María Arias, conseguir los 100 millones previstos con la venta de las 170 millones es sencillamente imprescindible para cuadrar sus números. Los terrenos sobre los que se va a edificar esta promoción de lujo eran propiedad de la inmobiliaria Nozar, que asfixiada por los problemas financieros entregó su activo más valioso a Pastor canjeándolo por parte de la deuda acumulada.

El problema es que en su día Nozar solicitó al banco un crédito de 91 millones de euros para sacar adelante su propio proyecto de promoción de viviendas en el Hotel Mindanao. Pero la crisis se lo llevó por delante y la valoración cayó hasta apenas 65 millones.

De momento, las expectativas son optimistas. Tanto que desde Colliers se reconoce que ha habido subidas de precios “aunque no muy significativas” en algunas de las viviendas del proyecto residencial estrella de Madrid. En estos momentos, las viviendas de un dormitorio cuestan 400.000 euros, las de dos 500.000 y las de tres entre 650.000 y 700.000 euros. En cualquier caso, el proyecto es tan flexible que los compradores pueden adaptar mucho las características de la vivienda a sus gustos, por lo que los precios son variables.

Hay precedentes

La colaboración entre Colliers y Pastor no es nueva. La consultora inmobiliaria ya participó hace unos meses en la venta de una promoción de 34 casas en un suelo propiedad del banco gallego en Boadilla del Monte, una de las zonas más caras en las afueras de Madrid. Son viviendas unifamiliares, de 250 metros cuadrados y parcelas entre los 600 y los 750 metros cuadrados.

Como ocurre ahora con la reconversión del antiguo Hotel Mindanao, para sacar adelante el proyecto Las Loman Colliers tiró de imaginación. La primera gran novedad es que construyó las viviendas sobre rasante, lo que supone renunciar a productos como las bodegas o los garajes bajo tierra, en que encarecen la casa.

Pero más revolucionario aún es que las viviendas tiene una planta alta de 70 metros cuadrados sin terminar. El comprador puede dejarla como está o habilitarla cuando le haga falta. Ambas medidas reducen entre un 30% y un 40% el precio final de las casas respecto a promociones parecidas en la misma zona.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad