Banca y Damm desafían al juez con concursos para las filiales de Pescanova

stop

La propuesta de convenio aboga por una reestructuración societaria mediante la absorción de sociedades dependientes

Demetrio Carceller y Juan Manuel Urgoiti la lado de la planta de Pescanova en Chapela | EFE

04 de marzo de 2014 (11:09 CET)

Pescanova comienza a dibujar su hoja de ruta para salir a flote. La propuesta de convenio de Damm y la banca, remitida esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, aboga por una inyección de fondos de hasta 150 millones de euros, entre capital y financiación a largo plazo, para garantizar su viabilidad, al tiempo que llevará a cabo una reorganización societaria.

Esta reestructuración pasa por la solicitud de concursos exprés para las filiales españolas. En concreto, el convenio propone la fusión por absorción de las filiales españolas de Pescanova, distintas de Novapesca Trading, previa a su reestructuración financiera a través de procedimientos concursales. Posteriormente se procederá a la segregación de la totalidad de su negocio a favor de una nueva entidad, denominada Nueva Pescanova. El juez tendrá un mes para pronunciarse sobre la propuesta de Damm y banca acreedora.

Deuda financiera de 812 milones

La nueva entidad tendrá la totalidad del pasivo post-concursal y agrupará las participaciones en la nueva sociedad Pescanova España, sucesora de la antigua Pescanova. De este modo, Pescanova conservará como único activo, tras el concurso, una participación del 4,99% en Nueva Pescanova y carecerá de endeudamiento financiero.

Según la propuesta de convenio, la deuda financiera remanente tras la restructuración será de 812,5 millones de euros, excluyendo la deuda en filiales extranjeras.

Quita

Del total de la inyección de fondos, que incluye una ampliación de capital de hasta 37,5 millones de euros, cerca del 70% (105 millones de euros) lo aportará la banca acreedora y el 30% restante (45 millones de euros) el consorcio integrado por la cervecera catalana y el fondo luxemburgués, que se incorpora como socio industrial de referencia.

Asimismo, la quita efectiva media sobre la deuda en balance oscilará entre aproximadamente el 60% y el 90%, en función de los casos. La deuda financiera neta ascendía a unos 3.300 millones de euros al cierre de 2012, con un patrimonio neto negativo de 1.500 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad