Facebook podría jugar un papel relevante en la demografía mundial

Balance de la semana más adversa en la historia de Facebook

stop

El escándalo de la firma británica Cambridge Analytica lastra la crisis de Facebook y enquista a la red social en un momento crítico

Barcelona, 25 de marzo de 2018 (04:55 CET)

En cualquier otra semana (o año), la noticia de que Elon Musk eliminó los perfiles de Facebook de Tesla y SpaceX hubiese sido un gran escándalo para la red social de Mark Zuckerberg. Pero esta no fue una semana cualquiera para Facebook; fue la más adversa que la compañía ha vivido en sus 14 años de historia.

El diario británico The Guardian y su periódico hermano The Observer orquestaron un escándalo que puso todas las miradas en Facebook.

Después de investigar a la consultora de big data Cambridge Analytica y su uso de datos filtrados de Facebook, los medios compartieron con The New York Times y la televisora Channel 4 su información, para crear el mayor ruido posible.

Y lo consiguieron. En los siete días desde que los periodistas empezaron a revelar, a través de una serie de reportajes, que Cambridge Analytica había accedido a la información personal de 50 millones de usuarios de Facebook, y que utilizó esos datos para crear un sistema de propaganda directa para la campaña electoral de Donald Trump, el imperio de Zuckerberg entró en crisis.

El escándalo de Facebook, en cifras

Facebook empezó el lunes con un valor bursátil de 176.80 dólares por acción, y el viernes estaba abajo, en 159.30 dólares. La empresa perdió en pocos días cerca de 55.000 millones de euros de valor de mercado, el equivalente a su valor al momento de su debut en la bolsa de Wall Street, en 2012.

Facebook llegó a la bolsa con acciones valoradas en 38 dólares, hace seis años, y en febrero de 2018 alcanzó su máximo valor: a 190 dólares la acción.

No obstante, dada la magnitud del escándalo de Cambridge Analytica y la reacción de los usuarios, empresarios y anunciantes alrededor del mundo, muchos analistas creen que la empresa no regresará a esas cifras... al menos no pronto.

Silencio perturbador

Durante los primeros cuatro días de la polémica, ni Zuckerberg ni la directora operativa de la empresa, Sheryl Sandberg, se refirieron al asunto en público, lo que aumentó el impacto de la crisis.

Antes de que el fundador y consejero delegado pidiera perdón el jueves, ya empresas como Mozilla y Commerzbank habían retirado toda su publicidad de la red social, a manera de queja.

Para los usuarios también representó un problema. Mashable reportó que esta semana registró el mayor número de búsquedas en Google de usuarios que querían saber cómo borrar sus perfiles en la red social.

El hecho de que Cambridge Analytica accediera a todo tipo de información —actividades, intereses, locación, fotos, religión, afiliación política, estado civil, etc.— sin duda preocupó a millones de personas en todo el planeta.

Investigaciones y demandas

Las autoridades han pedido explicaciones desde ambos lados del Atlántico.

En EEUU, la Comisión Federal de Comercio anunció que investigará si Facebook violó un acuerdo de privacidad de datos de 2011, y el Parlamento británico llamó a Zuckerberg a declarar y a ofrecer "evidencia oral" sobre el caso.

Además, al menos cuatro demandas han sido presentadas contra la compañía en EEUU. Dos de estas demandas fueron firmadas por accionistas de Facebook, por su insinceridad con respecto al manejo de la información privada de sus usuarios y por no informar al público del robo de datos de millones de personas.

Consciencia tardía

El jueves, después de que Zuckerberg rompiera el silencio, Sandberg hizo lo mismo. “Si pudiera vivir esta semana nuevamente, definitivamente haría que Mark y yo habláramos antes”, dijo la directora operativa.

“Sabemos que este es un problema de confianza. Sabemos que este es un momento crítico para nuestra compañía”, agregó.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad