El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Economía, Francisco Conde, con uno de los drones que Babcock fabrica en Rozas

Babcock, socio de la Xunta, activa un recorte masivo de salarios

La empresa líder en medios aéreos en Galicia y socia de la Xunta en el aeródromo de Rozas pasará las tijeras a los sueldos de un millar de trabajadores

Babcock, la antigua Inaer, ha comunicado a los representantes de los trabajadores que recortará los salarios de la plantilla en España, algo más de un millar de empleados. La multinacional británica, adjudicataria de la mayoría de los servicios aéreos de emergencias en Galicia, como los helicópteros contra incendios o de salvamento marítimo, trasladó a los sindicatos una modificación sustancial de las condiciones laborales para dar un tijeretazo del 13% de media a los salarios, alcanzando en algunos casos al 30%, según explica el Sindicato Libre de Trabajadores Aéreos (SLTA). Este caso sería el de los comandantes, los que más cobran, que podrían perder hasta 800 euros de su retribución.

Fuentes del sindicato explican que la compañía les trasladó que con las condiciones actuales no era viable en España y que había acumulado pérdidas. Las últimas cuentas presentadas por la filial española, correspondiente al ejercicio cerrado en marzo de 2018, registraban números rojos de 5,9 millones. El volumen de negocio descendió ligeramente respecto al año anterior, quedándose en los 168 millones, siete millones menos.

Las dificultades de la multinacional impactarán en Galicia, donde acaba de perder, si los tribunales no lo remedian, el contrato de los helicópteros del 061 frente a Habock (actualmente Eliance), pero todavía gestiona los servicios aéreos de salvamento marítimo o contra incendios, además de ser junto a Indra uno de los socios tecnológicos de la Xunta en el desarrollo de drones del aeródromo de Rozas.

Los sindicatos preparan una huelga

Babcock es la mayor concesionaria de servicios aéreos de emergencia de España, sin embargo, los salarios de la plantilla están congelados desde “hace una década” y el convenio del sector “obsoleto y bloqueado por la patronal”, según denuncia el SLTA.

El sindicato, junto a CCOO y UGT, está preparando medidas de presión, entre ellas, una posible huelga, para forzar a que las administraciones entren en el conflicto y puedan mediar para evitar el tijeretazo de Babcock. La compañía se dedica básicamente a participar en concursos públicos del Estado y de comunidades autónomas para servicios aéreos de emergencia externalizados. Los trabajadores pretenden que la protesta invite a los distintos gobiernos a intervenir en el conflicto, pues dan por hecho que la compañía no estará dispuesta a rectificar.

Riesgo de fuga de trabajadores

El SLTA advierte que la situación de “precarización” del sector está provocando que muchos trabajadores hayan manifestado su intención de renunciar a sus puestos para buscar otros empleos mejor remunerados, lo que pone en peligro la continuidad de la actividad. “Las operaciones pueden llegar a una situación crítica y a la paralización de los servicios si las administraciones no toman medidas urgentes y median en el conflicto”, aseguran.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad