Azores aplaza por falta de fondos un contrato estratégico para Barreras

stop

Para financiar la construcción de dos ferries por 85 millones de euros, contaba con recursos de la UE que aún no han llegado

José García Costas | EFE

22 de julio de 2014 (21:57 CET)

Los dos ferries de 115 metros de eslora que preveía contratar el astillero Hijos de J. Barreras con el Gobierno de Azores se alejan del radar de la empresa viguesa. Al menos, momentáneamente. El concurso para la adjudicación de esta pareja de naves, cuya misión será la de interconectar las distintas islas del archipiélago luso de ultramar, se ha paralizado internamente a la espera de que lleguen los fondos comunitarios que servirán de base para costear la mayor parte de la operación. Lo más probable, según ha podido saber Economía Digital, es que el concurso de construcción, al que Barreras ha llegado muy bien posicionada, no se resuelva hasta el último trimestre de este ejercicio. Un escenario menos optimista, podría trasladar la fecha de la adjudicación hasta principios de 2015.

El dinero europeo comprometido para pagar este doble contrato depende de la petición que el Gobierno luso haya trasladado, a su vez, al Ejecutivo comunitario, que, por otra parte, oficialmente aún no dispone de sus principales cabezas visibles. La Administración portuguesa aún no ha enviado su propuesta completa para la distribución territorial y temática de los cerca de 25.000 millones que la UE le había adjudicado provisionalmente, en concepto de fondos Feder y de Cohesión. La lupa con la que Bruselas examina desde hace tres años las cuentas públicas de Lisboa ha influido en la extrema cautela con la que está procediendo Portugal para que la UE dé luz verde a sus propuestas de inversión y gasto.

Dinero comunitario

El Consejo de Estado luso, con similares funciones que el órgano consultivo español, dio su visto bueno el pasado 3 de julio al llamado Acuerdo de Asociación, que es el instrumento estándar en el que los Gobiernos europeos fijan sus criterios de reparto de los fondos comunitarios que reciben de Bruselas. Este convenio es negociado entre los ejecutivos y la UE por espacio de cuatro meses, una vez que se recepcione primero en Bruselas. Si se estirase hasta el final el tiempo de negociación, una vez que se remita desde Lisboa oficialmente el citado macrodocumento financiero, Portugal, y por extensión Azores, no tendrá acceso al dinero comunitario hasta el último trimestre de este año, y no podrá hasta entonces emprender sus proyectos vinculados a estos fondos.

Barreras cuenta con un enorme peso específico a su favor para lograr el doble contrato de los ferries que encargará la firma azoriana Atlãntico lines, de capital público. El astillero gallego ya fue preseleccionado hace varios meses, junto con otros dos competidores, para hacerse cargo de estas construcciones. Presentó la mejor oferta económica: 81,2 millones de euros sobre un límite de 85. Se trata de dos naves gemelas con capacidad para transportar 650 pasajeros y 150 turismos. La empresa viguesa cuenta con este doble pedido como pieza estratégica para su viabilidad económica en los próximos años, como complemento al indudable peso de los encargos de la petrolera mexicana Pemex.

Mejor posicionado


Otro de los finalistas para adjudicarse el contrato de Azores es la firma asturiana Armón, que presentó a la naviera portuguesa un presupuesto por ambos buques de 85 millones exactos. También cuenta con una gran baza a su favor, porque construyó dos unidades para Atlãntico lines, la última en 2013, aunque de menor envergadura que los que prevé contratar en los próximos meses. La tercera candidata al contrato es un astillero noruego, Fiskerstrand Verft AS, que ofertó 109 millones por los ferries gemelos.

En este momento, la cartera de pedidos oficial de Barreras está nucleada en torno a empresas del país norteamericano, gracias a la palmaria influencia empresarial de la galaxia Pemex, su copropietario (51%) desde finales de 2013, junto con el empresario José García Costas (presidente) y el grupo pesquero vasco Albacora, también con representación en el consejo de administración.

Pedidos y candidatos

Sin embargo, oficialmente sólo tiene dos buques contratados, y muchas opciones para distintas empresas de varios países. Entre los primeros figuran el flotel para Pemex, que ha empezado recientemente, y el atunero congelador para la pesquera Procesa, presupuestado en más de 20 millones de euros. En el otro cesto están los dos ferries para Azores, otro de más de 200 metros de eslora para Argelia, tres buques tanque para Pemex, uno más de de aprovisionamiento de plataformas para Diavaz-Oceanteam y otras unidades reactivadoras de campos submarinos de gas y crudo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad