Ayuntamiento y Puerto piden a la Xunta que condicione la autorización ambiental de Repsol a su traslado

stop

El BNG indica que se trata de un chantaje para “hacer caja con los terrenos”

Carlos Negreira, alcalde de A Coruña, con el presidente Feijóo

22 de noviembre de 2012 (01:00 CET)

El conflicto por el traslado de Repsol también tiene su reflejo en la política municipal de A Coruña. El Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria tratan de mover ficha para desbloquear la situación y ya han informado de que presentarán alegaciones a la renovación de la autorización ambiental para la factoría que la empresa ha tramitado ante la Consellería de Medio Ambiente para continuar con su actividad en las actuales instalaciones del puerto urbano, en el poliducto y en la refinería.

Solicitan a la Xunta que no aprueba dicha renovación hasta que la empresa pida una concesión para su traslado a Punta Langosteira y que “su vigencia quede siempre condicionada a una marcha efectiva, con plazos concretos, a las nuevas instalaciones”.

Traslado a Langosteira

Tanto el Puerto de A Coruña como el Ayuntamiento insisten en que el traslado de las instalaciones de Repsol será “una mejora sustancial de las condiciones medioambientales y de operatividad de Repsol, así como el desmantelamiento del poliducto que en la actualidad atraviesa el subsuelo de la ciudad, construyendo uno nuevo entre Langosteira y la refinería que discurrirá por lugares con una densidad de población muy inferior”, concluyen.

Sin motivos medioambientales

Este 'aviso' por parte del consistorio coruñés, gobernado por el PP, ha provocado la reacción dentro del grupo municipal del BNG. Los nacionalistas han acusado al Gobierno local y la Autoridad Portuaria de “querer hacer caja con los terrenos de Repsol”.

“El posicionamiento que hace el concello y la Autoridad Portuaria no responde a motivos medioambientales, sino a un chantaje, que es resultado de que ninguno de los dos organismos llegaron a un acuerdo sobre la indemnización económica exigida para el traslado”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad