Aviso de Fomento a los dueños de la AP-9: no ampliará el plazo de las concesiones de Itínere

stop

Decidirá "en su momento la mejor forma de explotarla", asegura el nuevo ministro de Fomento en alusión a la AP-1, de los propietarios de Audasa, que vence en 2018

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, jura su cargo ante el Rey

en A Coruña, 30 de noviembre de 2016 (13:29 CET)

Todo un envite. El Ministerio de Fomento no ampliará los plazos de concesión de la explotación de autopistas de peaje por parte de empresas privadas que vencen entre los próximos tres y cinco años (entre 2018 y 2021), que entonces pasarán a manos del Estado para, "en su momento, decidir la mejor forma de explotarlas". Así lo advierte el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que no concreta la fórmula que se baraja para gestionar a partir de entonces las vías:  si el Estado las explotará directamente o bien volverá a sacar a concurso la concesión de su gestión a una empresa.

El mensaje afecta al grupo gestor de la Autopista del Atlántico. Itínere es la gestora de la AP-1, entre Burgos y Armiñón, que vence en 2018. Todo un envite, que de momento no afecta a la vía de pago gallega, cuyo plazo de concesión fue prorrogado por el Gobierno de Aznar hasta 2048, cuando inicialmente finalizaba en 2013. 

Para Itínere y Abertis

"Fomento no contempla a corto plazo prorrogar los plazos de concesión de las autopistas catalanas ni de ninguna otra", asegura De la Serna. "La previsión es que cuando venza el plazo, la autopista revierta al Estado, que decidirá en ese momento la forma de explotarla", añadió. El ministro se ha pronunciado de esta forma en el pleno de control al Gobierno del Congreso al ser preguntado expresamente por las autopistas de Cataluña, si bien hizo extensiva su respuesta a todas las vías en la misma coyuntura.

Una media docena autopistas de peaje culminan en los próximos años el plazo por el que en su día el Gobierno contrató con empresas privadas su construcción y posterior explotación. Se trata de la AP-1 Burgos-Armiñón, cuya concesión vence en 2018, de la AP-7 Tarragona-Alicante y la AP-4 Sevilla-Cádiz, que concluye en 2019, y de dos tramos de la AP-7 (La Jonquera-Barcelona y Barcelona-Tarragona) y la AP-2 Zaragoza-Mediterráneo, que termina en 2021.Itínere es la compañía titular de la concesión de la AP-1 y Abertis cuenta con la del resto de las vías próximas a concluir su plazo de explotación.

Durante su intervención en la Cámara Baja, De la Serna ha rechazado que España, con su red de 28 autopistas que suman unos 3.000 kilómetros de longitud, sea uno de los países con más vías de pago en relación con autovías de alta capacidad libres de tasas directas de la UE.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad