Audasa recorta plantilla y gasto en la AP-9 pese a los beneficios

stop

La subida en los peajes permite compensar un nuevo descenso de tráfico y elevar la recaudación de la concesionario, que recortó su plantilla en 100 trabajadores durante la crisis

El alcalde de Vigo y el presidente de Itínere al lado de una imagen de la AP-9 | EFE

15 de agosto de 2014 (00:33 CET)

La concesionaria de la AP-9, en el ojo del huracán por las subidas de tarifas y las retenciones en los puestos de peaje, ha aumentado su recaudación en el primer semestre del año, algo que no ocurría casi desde el comienzo de la crisis. Audasa ingresó 59,1 millones, frente a los 58,4 que recaudó en junio de 2013. Este aumento no estuvo acompañado de un mayor número de usuarios, como sería lógico.

El tráfico por la arteria que une Ferrol con Tui se redujo un 0,29% en lo que va de año, pero el leve descenso quedó compensado por la subida de tarifas del 1,92% aplicada desde el uno de enero con la bendición de Fomento. Gracias al incremento en los peajes, los beneficios se mantuvieron en los 9,88 millones, ligeramente superiores a los del primer semestre del pasado año.

Recortes en plantilla


Lo cierto es que Audasa, a pesar del deterioro evidente de su cifra de negocio y de sus beneficios, siempre ha ganado dinero. En 2012 presentó un resultado positivo de 30,9 millones, en 2013 de 29,3 millones, y en el primer semestre del año también ha logrado mantener beneficios, a la espera de que el verano dispare sus ingresos. Todo ello a pesar de que el tráfico que circula por la AP-9 está en niveles similares a los de 2001. Ahora circulan de media anual 20.158 vehículos, entonces eran 19.904.

Pero a pesar de los beneficios, la concesionaria ha acometido su propio ajuste interno, que ha afectado tanto al gasto que realiza en la vía como al personal. De hecho, la plantilla media de Audasa se redujo en 100 trabajadores desde el inicio de la crisis. A cierre de 2007 estaba en 336 empleados, contando directivos, pero en junio de este año solo quedaban 226. De esta manera, el gasto en sueldos, salarios y asimilados descendió en 314.000 euros respecto al año pasado y el gasto en cargas sociales en 56.000 euros. Si lo comparamos con el inicio de la crisis hasta el cierre de 2013, el recorte en gasto de plantilla supera el millón de euros al año. Destinaba 11,4 millones en 2007 a ete concepto. A cierre de 2013 eran solo 10 millones.

Armada para las obras

Es difícil saber si este ajuste en la plantilla está relacionado con las retenciones vividas en los últimos meses en los puestos de peaje ya que las memorias presentadas a la CNMV no especifican tanto y Audasa habla poco. Lo cierto es que las partidas que pueden influir en la buena salud del servicio se han reducido todas. A cierre de 2013, el gasto en reparaciones, reposiciones (el mantenimiento) y gran reparación se había recortado a la mitad respecto al año anterior.

En el primer semestre, la provisión destinada a la mejora de la AP-9 se incrementó. Sin embargo, la concesionaria aclara que son las obras de la ampliación de Rande y la circunvalación de Santiago las que han provocado las dotaciones. De hecho, reserva una partida específica de 37 millones para actuaciones sobre la infraestructura a largo plazo, mientras que para los gastos más inmediatos se guarda 2,5 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad