stop

La concesionaria de la Autopista do Atlántico habrá ingresado por peajes entre 2011 y 2048 un total de 9.561 millones

X.R.M.

La concesionaria de la AP-9 incrementó facturación y beneficios en 2016. En la imagen, el vial a su paso por Rande / EFE

en A Coruña, 26 de abril de 2017 (05:00 CET)

La concesionaria de la Autopista do Atlántico tiene su propio plan, y con números, ajeno a cualquier avatar político o social que la rodee, ya sean peticiones de cambio de titularidad de la vía o fallos judiciales sobre las reclamaciones en curso para incrementar los peajes. Imperturbable. Audasa, la gestora, no oculta sus previsiones de aquí hasta el final de la concesión, cuando teóricamente debe revertir de nuevo en el Estado, el 18 de agosto de 2048.

Tan claro lo tienen los gestores de Audasa que, en sus cuentas, establecen una previsión de ingresos hasta el 2048, año de finalización de la concesión una vez ampliado el plazo. Así, entre 2011 y 2048, la compañía habrá acumulado unos ingresos por peajes de 9.561 millones de euros.

La concesionaria de la AP-9 destinará a reparar la vía 153 millones de los 9.561 millones que prevé ingresar hasta 2048

La cifra cobra todavía más realce si se tiene en cuenta que hasta 2048 la concesionaria habrá destinado a inversiones en reposición, es decir, al mantenimiento del vial, unos 153 millones de euros, y sus gastos financieros acumulados (el coste de su endeudamiento) se irán a los 1.680 millones.

En enero de 2012, la sociedad concesionaria presentó a Fomento unas previsiones financieras actualizadas en las que se recogen las estimaciones contables, unas proyecciones que figuran en sus cuentas y para las que ha manejado diferentes variables. Entre ellas, las previsiones de inflación, las revisiones de tarifas, determinados correctores de los ingresos por peaje, la evolución de la intensidad media diaria (IMD) y los gastos de explotación. De todo ese cóctel salen los 9.561 millones de ingresos por peajes.

Los beneficios hasta 2048

Con esta premisa, no resulta complicado trazar una previsión de lo que ganará Audasa hasta el final de la concesión si se tienen en cuenta sus últimos resultados. En concreto, en 2016, según sus cuentas, los ingresos de Audasa ascendieron a 138,6 millones, un 3,3% más que en 2015, de los que 88 millones se fueron directamente al beneficio de explotación, descontados los costes fijos.

De cada cien euros que la compañía ingresa por peajes, unos 64 euros son ganancias de explotación, sin contar costes financieros ni amortizaciones. Por tanto, si te tiene en cuenta esa proyección de ingresos, los 9.561 millones entre 2011 y 2048, la compañía habrá ganado hasta el final de la concesión unos 6.119 millones. Esos serán sus beneficios de explotación acumulados hasta entonces. El acuerdo de concesión establece que para entonces, sin determinar cuándo, ya habrá recuperado el valor de la inversión realizada, así como la amortización íntegra de la deuda.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad