Audasa adelgaza en 67 millones el coste de la nueva AP-9

stop

REBAJA EN LAS OBRAS

Ana Pastor, ministra de Fomento, con el presidente de Audasa, Juan Carlos López Verdejo

Vigo, 10 de febrero de 2015 (00:00 CET)

Audasa ha logrado que la larga dieta de adelgazamiento de la crisis económica y que el desmesurado poder que ahora ejercen los clientes sobre los contratistas, le hayan favorecido enormemente. Esta posición de ventaja económica no ha sido utilizada para suprimir algunas curvas en la autopista AP-9, de la que posee el título concesional hasta 2048 (agotando los 75 años del máximo posible para un contrato público, salvo excepciones), pero sí se ha aplicado para poder recortar en cerca de un 30% la factura original.

El presupuesto evaluado como umbral para ejecutar las ambiciosas obras de ampliación de la vía de alta capacidad que enlaza Ferrol y Vigo, estaba prefijado inicialmente en casi 230 millones de euros, pero finalmente se ha quedado en 161,5 millones, tras los acuerdos a los que han llegado las partes. Audasa ha enfocado su estrategia empresarial a lograr un buen precio. Por añadidura, las constructoras le han garantizado más rapidez y el menor impacto y molestias en el tráfico.

36 millones menos en Santiago

Los 67 millones menos que costarán las obras de la autopista sobre el precio inicial del concurso público, que se adjudicaron por medio de dos U.T.E. las constructoras Dragados y Puentes y Calzadas Infraestructuras, y esta última también con F. Gómez y Cía, tienen su origen en los 31 millones de euros que Audasa se ahorrará por los trabajos de ampliación de la autopista del Atlántico en el tramo norte-sur de Santiago.

A este pellizco se unen los 35,9 millones por el recorte conseguido en el precio de las obras en el puente de Rande. Este subproyecto está considerado dentro de la obra de ampliación general de la vía, un nuevo hito de la ingeniería, puesto que se llevarán a cabo, como entonces, cuando se construyó entre 1978 y 1981 el tablero actual que cruza la ría de Vigo a 50 metros de altura.

108 millones para Rande

La concesionaria de la AP-9 ha conseguido que las empresas constructoras adjudicatarias, Dragados (Grupo ACS) y Puentes y Calzadas, unidas en la U.T.E Rande (Puentes repite en otra unión temporal de empresas con F. Gómez y Cía en el desarrollo de otro tramo), le rebajen la factura de los 144 millones de euros previstos para el nuevo puente de Rande, a un total de 108 millones.

El esquema se repite para el futuro tramo de Santiago. A través de la U.T.E Compostela (Puentes y F. Gómez), el recorte ha supuesto una caída desde el presupuesto inicial de 84,6 millones hasta los 53,5 millones. Además de la rebaja en el precio, las tres constructoras se han comprometido a acelerar los trabajos y concluirlos, en el caso de Rande, en 23 meses, siete menos que los previstos; y el tramo de Santiago, en 21 meses, nueve menos que el plazo original.

Emisión de obligaciones

En total, la concesionaria se ahorrará el pago del 30% del presupuesto inicialmente previsto. Para afrontar el pago de las obras, Audasa obtuvo previamente el dinero mediante una emisión de obligaciones simples lanzada en marzo pasado, con la que capitalizó los 400 millones de euros necesarios del contrato de obras y, simultáneamente, la devolución de 170 millones de euros en obligaciones de una emisión de 2004. La captación de 400 millones de marzo pasado supondrá el pago de más de 100 millones en intereses durante la vigencia de la emisión, hasta 2020.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad