Planta de Tecnogap en Pereiro de Aguiar

Tecnogap, plástico de altos vuelos

Un taller de Xunqueira de Ambía (Ourense) alcanza una facturación millonaria fabricando piezas para la automoción y la aeronáutica

Con cometido tan prosaico como la fabricación y el ensamblado de plásticos, una pequeña empresa del polígono Pereiro de Aguiar (Ourense) se ha convertido en un actor imprescindible en el ecosistema de la automoción. Tecnogap Atlántico nació como un taller de Xunqueira de Ambía propiedad de Antonio Quintas y ahora es una empresa de facturación millonaria que ha crecido gracias al sector de la automoción. En el ejercicio cerrado en 2018 mantenía una plantilla media de unos 30 trabajadores y sumaba una cifra de negocio de 3,4 millones.

En la nave del polígono ourensano, donde se mudó en 2006, dispone de más de una quincena de máquinas inyectoras, incluidas inyectoras bicomponente y de cierre vertical para la fabricación de piezas con injertos metálicos. Este equipamiento le ha permitido trabajar con continuidad para la industria vinculada a la actividad que genera la planta de PSA Citröen en Vigo. Integrada en el Clúster de Empresas da Automoción de Galicia, esta línea de negocio constituye el grueso de su facturación, si bien no es la única.

Tecnogap alcanzó una cifra de negocio de 3,6 millones en 2018 y cerró con beneficios de 186.000 euros

Del suelo al cielo

La historia de Tecnogap comienza en el hogar, trabajando en cimientos, paredes y tejados; y acaba en el cielo, merced a su apuesta por los componentes aeronáuticos. Fue en el arranque de la década cuando la empresa ourensana logró la certificación para fabricar este tipo de componentes y en 2015 se hizo con un contrato con Recaro para trabajar en los asientos del Airbus 350 y de jets privados.

La diversificación y la internacionalización marcan los últimos años de la trayectoria de Tecnogap, que en 2016 aprovechó el apoyo del Igape para salir al exterior en un proyecto para posicionarse en el mercado europeo y en Marruecos. La empresa explicaba así su visión: “El equipo de profesionales cualificados con los que contamos, permite abarcar proyectos de mayor envergadura y más valor añadido. Nuestro know-how nos permite competir profesionalmente ante las grandes economías europeas”.

Las piezas de Tecnogap han llegado a Mercedes, Renault y a un gran número de modelos de PSA, como el Berlingo, el C4 Picasso o el Elysee.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad