PCM

PCM talla en Lugo las torres de la Sagrada Familia

Con una facturación de más de 2 millones, PCM Granitos Moldurados combina alta tecnología con trabajo artesanal para abastecer a la Sagrada Familia

Tráileres cargados de piedra viajan desde Galicia a Barcelona para abastecer a la Sagrada Familia de Gaudí. La responsable de tan largo trayecto es PCM Granitos Moldurados, empresa del polígono de O Ceao (Lugo) que nació hace casi 20 años con la idea de aplicar la tecnología al tratamiento de la piedra natural.

Esa combinación de la piedra gallega --componente de obras como la catedral de Santiago o el Parlamento Europeo de Bruselas--, con el trabajo artesanal de los canteros y la aplicación de nuevas tecnologías es la base del negocio de la empresa lucense, que suma más de dos millones de facturación anual.

Crisis y resurrección

Al frente está su director general, Octavio Vázquez Corredoira, que antes de trabajar para PCM colaboraba con el escultor Manuel Mallo en la obra de Gaudí. No todo fue sencillo para la empresa, que cayó en concurso de acreedores en 2013, cuando la crisis más apretaba y la caída de la construcción ponía patas arriba uno de sus mercados naturales.

Por aquel entonces, las piezas únicas de PCM llegaban al santuario de Lourdes en Francia y apuntaban hacia nuevos contratos internacionales. La empresa salió a flote un año después con la firma del convenio con los acreedores y sin suspender en ningún momento la actividad.

Maquinaria de precisión y artesanía

Galardonada con el Premio Galicia de Industria 2019, entregado por el Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia, PCM realiza un trabajo de precisión milimétrica para la Sagrada Familia. Corta la piedra con hilo de diamante y máxima precisión, para que luego los canteros finalicen el tratado del sillar.

En declaraciones a National Geographic, Vázquez Corredoira explicaba que nunca en el mundo de la piedra se utilizan márgenes de error tan exiguos, prácticamente de cero, como sucede con los trabajos para la Sagrada Familia. “Tiene que haber un equilibrio entre la tecnología avanzada que utilizamos y la mano del hombre”, señala el director de PCM como fórmula para lograr el éxito.

Las piezas confeccionadas en la fábrica lucense se destinan al ábside que Gaudí concibió en honor a la Virgen María y para las conocidas como torres de los Evangelistas. Con trabajos tan singulares, PCM Granitos Moldurados es una de las empresas más atractivas del ecosistema gallego por su capacidad para anudar una artesanía milenaria como la cantería con la más alta tecnología.

Recuperada del concurso de acreedores, la firma logró beneficios de 450.000 euros y 280.000 euros en 2017 y 2018, el último ejercicio en el que presentó cuentas.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad