Imagen interior de las instalaciones de Itera Técnica

Itera Técnica, la ingeniera que se incubó en la Universidade de Vigo

La 'spin off' de la universidad viguesa cumple siete años diversificando su cartera de clientes entre la automoción, la aeronáutica y el sector químico

Este 2020 se cumplen siete años del nacimiento de Itera Técnica. La compañía nació como una spin off del Grupo de Investigación CIMA de la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de la Universidade de Vigo ante la necesidad de dar una respuesta más ágil a las empresas que acudían a solicitar sus servicios de ingeniería.

Itera Técnica está capitaneada por Carlos Gustavo Parrilla y Lorena Rosende y tiene como objetivo mejorar la competitividad industrial de las empresas. Para ello, la compañía viguesa se encarga del cálculo y diseño de equipos especiales y al desarrollo de procesos automatizados, actividades con las que elevar la productividad de sus clientes.

Para ello, Itera Técnica aplica la ingeniería industrial en un taller propio en el que ensaya y construye prototipos y piezas y en donde, además, se encarga del montaje, reparación y mantenimiento de todo tipo de equipamiento industrial. Con estas actividades da respuesta a las necesidades de sectores como el de la automoción, el químico, el farmacéutico o la aeronáutica.

Sus proyectos

Son las empresas de estas ramas de actividad las que nutren la cifra de negocio de una empresa que en 2018 (último ejercicio publicado) acarició los 700.000 euros de facturación y que ya cuenta con siete trabajadores en plantilla. Con ellos desarrolla más de una decena de proyectos aplicados a distintos sectores.

Uno de ellos es el proyecto Valeria. Con él se busca desarrollar un sistema que permita aplicar cordones másticos a las juntas de estanqueidad para la insonorización de automóviles. Además, Itera Técnica también apuesta por el boom de la robótica con su proyecto Roberto. Con él se implementan tecnologías de percepción y control en los sistemas de seguridad de robots industriales que realizan operaciones en espacios compartidos con los operarios. Se trata de una medida con la que se busca reforzar la seguridad de unos robots industriales sin vallado cuya presencia en la industria es todavía reducida precisamente por estas laguna de seguridad a las que Itera Técnica da solución.

Más allá del ámbito puramente industrial, la compañía viguesa también ha apostado por abrirse paso en otros nichos de negocio. Entre ellos, el desarrollo de una estación de drenaje de lodos y el proyecto Vashim, con el que aplica la nanosensórica para estudiar las variables físico-químicas que pueden influir en el cultivo de langostinos en piscifactorías.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad