Vista interior de las instalaciones de Hispaplasti

Hispaplasti, el hermano pequeño de Hispamoldes se hace grande

La filial del grupo con base en Pereiro de Aguiar duplica sus ventas en los últimos años, hasta superar los 13 millones de euros

El hermano menor se hace grande. Siempre a la sombra del primogénito. Así es la historia de Hsipaplasti, la filial del grupo ourensano Hispamoldes, que ha alcanzado un nivel de ventas que se situaba, al cierre de 2017, por encima de los 13 millones de euros. Solo dos años antes, en 2015, las ventas de Hispaplasti estaban ligeramente por encima de los ocho millones.

Constituida en 1990 para ensayar los moldes construidos en Hispamoldes, Hispaplasti ha crecido continuamente a lo largo de todos estos años e inauguró en 2006 un nuevo centro de producción de piezas termoplásticas para suministrar principalmente al sector de la automoción. Las instalaciones, en Pereiro de Aguiar, cuentan con una superficie total construida de 5.000 metros cuadrados y unos medios tecnológicos de última generación.

En la industria 4.0

Hispaplasti e Hispamoldes se encuentran dentro del grupo de compañías embarcadas en el proyecto piloto de la fábrica 4.0, impulsado por el Igape y financiado por el programa operativo Feder, de la Unión Europea. También participan en el programa Re-Acciona, de la Xunta.

La filial del grupo fabrica todo tipo de piezas termoplásticas con variados acabados funcionales y estéticos tanto para el interior como para el exterior de un vehículo. Interiores, como el panel de instrumentos, componentes estructurales del piso, de los asientos o de las puertas. O exteriores, como componentes de parachoques o elementos de las ruedas.

Beneficios constantes

La auxiliar de la automoción está dirigida por Mario da Costa, que también es presidente y consejero delegado del Grupo Hispamoldes. De la buena salud de Hispaplasti dan cuenta sus resultados. La filial tuvo un beneficio neto de 1,8 millones en 2017, hasta el momento último año con cuentas presentadas en el Registro Mercantil. Fue prácticamente el mismo nivel de beneficios que en 2016. Su resultado de explotación en el mencionado ejercicio se fue hasta los 2,1 millones.

Hispaplasti cuenta con unos activos de 9,7 millones, con un patrimonio de 5,7 millones. Sus deudas, tanto a corto como largo plazo, están contenidas en el entorno de los dos millones. El grupo al que pertenece factura más de 30 millones de euros al año, y destina a la exportación prácticamente el 70% de lo que produce desde Pereiro de Aguiar y desde otra planta que tiene en Palencia.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad