Imagen de archivo de uno de los parques de Galopin Playgrounds

Galopin Playgrounds: el rey del juego tradicional está en Cerceda

La firma emplea ya a medio centenar de trabajadores y supera los seis millones de euros de facturación con sus parques infantiles

La irrupción de de las plataformas digitales ha traído consigo la proliferación de videojuegos tanto para consolas como para ordenadores o smartphones. Sin embargo, los juegos tradicionales siguen teniendo su sitio en parques como los diseñados por Galopin Playgrounds.

La empresa con sede en Cerceda ha logrado que su facturación casi se duplicase en apenas dos años al pasar de 3,3 millones de euros en 2016 a 6,3 millones en 2018, engordando, además, su volumen de activos hasta los 4,3 millones de euros.

Galopin Playgrounds ya emplea a medio centenar de trabajadores gracias a la oleada de pedidos que le llegan de toda España. Desde parques infantiles como el que le encargó el ayuntamiento de Alicante el pasado verano hasta proyectos menos convencionales. Y es que Lar España (dueña del Centro Comercial Gran Vía de Vigo) recurrió a Galopin Playgrounds para diseñar e instalar la piscina de olas en su centro comercial Lagoh, en Sevilla.

Adaptación al entorno

La compañía adapta sus diseños a las necesidades de cada uno de los clientes y se mimetiza en el ambiente con obras como las del parque de Vícar. En él se conjugan tres áreas (la monumental, la doméstica y la rural) con las que se pretenden representar los lugares más emblemáticos de la población almeriense y su idiosincrasia.

Dentro de sus productos en catálogo, Galopin Playgrounds diseña parques para entornos tanto naturales como urbanos y con elementos sin barreras, con el objetivo de que sus parques sean sinónimo de integración al facilitar el acceso a personas con movilidad reducida. Galopín pone énfasis en su labor social no solo a través de esta medida sino también de su apoyo directo a la Fundación As Salgueiras, punto de referencia en A Laracha para las terapias médicas asistidas con animales para niños con discapacidad y sus familias en España.

Además, la compañía también apuesta por la sostenibilidad con el proyecto que lidera junto a Portomuiños, Gefico, Carronza y Horbesa para construir su prototipo de biospace. Se trata de espacios biosaludables modulares con esencias gallegas de mar y bosque con los que se busca combinar elementos de juegos de agua y de depuración ambiental.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad