Atento reestructurará su filial española con la oposición de CGT

stop

El sindicato denuncia que no se le permitió “controlar” la votación para autorizar 672 despidos

07 de agosto de 2014 (12:33 CET)

La cúpula de Atento cuenta con el visto bueno de los trabajadores para reestructurar la filial española. La empresa, que nació como una escisión de los servicios de teleasistencia de Telefónica, aplicará un expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción a 672 personas en lugar de las 807 previstas inicialmente. Casi la mitad son bajas voluntarias.

El 83% de la plantilla votó a favor del plan, pero el sindicato CGT se ha quejado de que no le dejaron “controlar” el referéndum. Afirma que sus delegados no pudieron entrar en los centros de trabajo para argumentar su oposición a los despidos. Con todo, la ratificación es en firme.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad