Así son las celdas donde duermen Gayoso, Pego y Rodríguez Estrada

stop

El presidente, el director general y el responsable de la oficina de integración de Novacaixagalicia ocupan celdas de doce metros cuadrados con cama, ducha, lavabo y retrete

Foto cedida por Diario de Pontevedra de una celda en el módulo nueve del centro penitenciario de A Lama

en A Coruña, 20 de enero de 2017 (05:18 CET)

El módulo 9 del centro penitenciario pontevedrés de A Lama recibió el pasado lunes a los primeros banqueros españoles encarcelados por la quiebra de las cajas. Después de pasar su primera noche en el área de ingresos a la espera de su calificación para determinar su destino dentro del penal, el que fuera presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, el ex director general de Novacaixagalicia, José Luis Pego, y el responsable de la oficina de integración de las cajas, Óscar Rodríguez Estrada, ocupan sus celdas.

Se trata de un espacio de doce metros cuadrados en el que disponen de una cama, ducha, lavabo y retrete. Allí permanecen desde la hora del almuerzo hasta las 16.30, y desde las 20.00 hasta las ocho de la mañana del día siguiente, cuando se abren nuevamente las puertas para que todos bajen al patio, como avanzó Diario de Pontevedra. Durante ese tiempo, la televisión, leer o escuchar música –no hay Internet– son las distracciones habituales. Los aparatos los pueden adquirir en el propio centro o bien pedírselos a sus familiares.



Para comunicarse con el exterior, además de la televisión, tienen las visitas. El sábado y el domingo son los días marcados para ver a sus abogados y familiares a través de las ventanillas de los locutorios. Además, los reclusos disponen de un vis a vis semanal con un familiar sin la presencia de un funcionario.

Régimen blando

Desde que Mario Conde pasara sus noches en prisión por el caso Banesto, ningún banquero había vuelto a pisar un penal con excepción de los 15 días que pasó Blesa en Soto del Real, la misma prisión donde trasnochan Gregorio Gorriarán y el asesor jurídico Ricardo Planas. El de A Lama es, junto con Teixeiro, el más grande de Galicia. Acoge en la actualidad a unos 1.300 presos. También de los más modernos, ya que su construcción data del año 1998.

En el módulo 9, al que los exdirectivos llegaron después de ser sometidos a una evaluación por parte de un médico, un psicólogo, un educador y una trabajadora social, para determinar su peligrosidad y sus patrones de conducta, los presos no están prácticamente expuestos a conductas violentas y pueden autogestionar su tiempo libre para practicar deporte, asistir a talleres o participar en actividades de índole cultural como conciertos o representaciones teatrales.

Con 80 reclusos

Gayoso, Pego y Rodríguez Estrada, que cumplen una pena de dos años por administración desleal y apropiación indebida por sus prejubilaciones millonarias, conviven con otros 80 reclusos, entre los que hay estafadores, narcotraficantes y otros presos sin delitos de sangre, desde ladrones de guante blanco a los que acabaron entre rejas por sanciones de tráfico.

Desde esta semana, los nombres de los exdirectivos de Novacaixagalicia pasan a engrosar un listado de reos 'ilustres' que han dormido en A Lama, entre los que se encuentran etarras como Borde Gaztelumendi, conocido como Putxe; el capo de la Camorra napolitana, Pasquale Claudio Locatelli; el líder de la secta de los Miguelianos, Feliciano Miguel Rosendo, o el líder del clan de Los Morones, Sinaí Giménez.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad