Autopista AP-4 de Cádiz a Sevilla, gestionada por Aumar (Abertis), cuya concesión termina a final de 2019. EFE

Así es la España de los peajes que molesta a Sánchez

Cataluña, el País Vasco y Navarra son las zonas con más concentración de peajes en las autopistas, ya que las CCAA también gestionan concesiones

Pedro Sánchez y su hasta ahora ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se han propuesto terminar con los peajes en las autopistas españolas. Ya ha empezado con el de la AP-1 de Burgos a Vitoria y seguirá este 31 de diciembre con la AP-7 sur, de Tarragona a Alicante, y la AP-4. Pero no pueden lograr su objetivo por dos razones: porque la mayoría de contratos siguen vigentes y porque sobre algunas autopistas no tienen potestad.

España tiene 3.223 kilómetros de autopistas de peaje en 39 vías. Ocho de cada diez kilómetros de pago corresponden a autopistas del Estado, 2.675 kilómetros, mientras que los 548 restantes corresponden a otras cinco administraciones. Cataluña es la comunidad con más kilómetros con peajes, tanto de vías propias como en total, contando de titularidad estatal y autonómica.

De la promesa de quitas peajes, Sánchez y Ábalos llevan 87 kilómetros y cuando empiece 2020 sumarán, si siguen en el gobierno, otros 467 kilómetros. Habrán aniquilado un 20% de la red que heredaron. A falta de ver qué pasa con las radiales de Madrid, que ya son gratis por la noche, solo tiene una opción más, la de despojar a Abertis de su mayor concesionaria nacional, Acesa, cuyo contrato vence en agosto de 2021.

Aún así, la red española de autopistas de peaje no es pequeña. Se concentra mayoritariamente en el norte de España, el área mediterránea y, mientras las radiales de Madrid sigan siendo de pago, en el centro.

Mapa de los peajes en España

Mapa de las autopistas de España. Fuente: Ministerio de Fomento

Mapa de las autopistas de España. Fuente: Ministerio de Fomento

Este es el mapa de las autopistas de España, con las de peaje en azul y verde. Cataluña es la comunidad autónoma que más kilómetros tiene, con la AP-7, que la cruza de norte a sur cerca del litoral, como la principal vía. Esta región tuvo la primera autopista de peaje de España, de Montgat a Mataró, de Acesa, y fue pionera en el desarrollo de una red de autopistas y túneles para facilitar los desplazamientos, lo que la llenó de peajes.

Además de la AP-7 y la AP-2, Cataluña tiene unos cuantos peajes de titularidad autonómica. De hecho, es la comunidad con más autopistas de pago, que suman 212 kilómetros. La Generalitat gestiona varias autopistas alrededor de Barcelona y túneles como los de Vallvidrera, Cadí y Garraf.

La siguiente comunidad con más kilómetros de autopistas de peaje es la valenciana, ya que la AP-7 que empieza en La Jonquera, llega hasta Alicante. Pero esta región no tiene vías de pago de su titularidad.

Sí las tiene el País Vasco, donde, de hecho, la Y que une las tres capitales fue promovida por sus diputaciones forales. Solo la que va de Bilbao a Logroño, y que es la más directa para llegar a Vitoria, es de titularidad estatal. El País Vasco tiene más kilómetros de vías de alta capacidad en manos de los poderes de la región (162) que los del Estado. Navarra, con 113 kilómetros, también tiene una de sus mayores autopistas de ámbito regional.

Galicia es otra comunidad con autopistas regionales, pero a penas llegan a los 48 kilómetros. Eso no significa que la red sea gratuita. De hecho, la principal autopista es de pago: la que cose la región de norte a sur, desde Ferrol y A Coruña hasta Tui, donde está la frontera portuguesa, pasando por Santiago y Vigo. Las autovías gratuitas son las que salen de Galicia hacia el resto de España por el Cantábrico hacia Asturias, por Lugo hacia León y por Orense hacia Zamora.

Extremadura, Cantabria y las Islas Canarias son las únicas comunidades libre de peajes, y en Asturias y las Baleares son prácticamente inexistentes. Castilla-La Mancha, Castilla y León y Andalucía tienen algunos tramos de autopistas de pago pero muy pequeños para tratarse de CCAA de grandes dimensiones.

Abertis, rey de los peajes

Acesa y Aumar, las dos concesionarias con más kilómetros de autopistas de peaje, son propiedad de Abertis, por lo que la multinacional propiedad del grupo italiano Atlantia y de ACS (Florentino Pérez) es el rey de los peajes en España. Solo las dos concesionarias citadas suman casi el 30% de los kilómetros de autopista en toda España y más de un tercio del tráfico.

Además, participa en Avasa, la tercera mayor concesionaria de España, que gestiona los casi 300 kilómetros que separan Bilbao y Zaragoza, en Castellana y en las catalanas Invicta y Aucat. Los túneles del Cadí y Vallvidrera también están bajo su gestión.

A distancia de Abertis, Itinere es la segunda mayor empresa de autopistas en España. Perdió la AP-1 de Burgos a Vitoria pero sigue gestionando Audasa, la concesionaria de los 218 kilómetros de la AP-9, que cruza Galicia de norte a sur, y Audenasa, que conecta Pamplona con Tudela (AP-15). Bidegi es la tercera mayor empresa, pues gestiona las autopistas vascas, con 114 kilómetros

Un artículo de Xavier Alegret

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad