Imagen de archivo del sushi de Isidro de la Cal (Isidro 1952)

Así es el plan del nuevo dueño de Isidro de la Cal

Carlos García Martín, el también propietario de Feca-Neón, se ha presentado ya a los trabajadores de la factoría, a los que se les adeudan casi dos meses

Carlos García Martín, hasta hace poco prácticamente desconocido entre el gran empresariado coruñés, se ha presentado este lunes a la plantilla de Isidro 1952 (la antigua Isidro de la Cal) como su nuevo propietario. El pasado viernes, la compañía anunció a la parte social que había llegado a un acuerdo con un comprador (García Martín), motivo por el que suspendía el ERE en marcha. Tan solo dos días después, el también propietario de la histórica marca de rótulos Feca-Neón, se ha reunido tanto con el comité de empresa como con el resto de los trabajadores.

Según informan a Economía Digital, el empresario ha asegurado su intención de mantener la totalidad de la plantilla (por encima de las 230 personas), así como también el negocio de las piscifactorías que, según los sindicatos, son vistas como una “apuesta de futuro por parte del directivo”.

"Lo que nos ha indicado es que, en estos momentos, está en conversaciones con los clientes y con los proveedores de la empresa. Lo que ha indicado es que es necesario buscar nuevos clientes para no depender de uno solo", explican desde la plantilla. "Otro de los objetivos es la de introducir nuevos productos en el mercado, algo que la compañía puede hacer no solo grancias a sus factorías, sino porque hay que recordar que cuenta con unaa gran factoría para el procesado de sushi", explican.

Nóminas atrasadas

García Martín confirmó la paralización del ERE e indicó que la prioridad que se marca en este momento es conseguir que los trabajadores cobren las nóminas atrasadas. “No hemos cobrado el mes de diciembre y estamos pendientes de ver si vamos a poder hacerlo en enero”, comentan fuentes sindicales.

No obstante, y según explican, el empresario no especificó ni la cuantía ni los detalles del acuerdo por el que se hizo con la propiedad de la antigua Isidro de la Cal. Tampoco se comunicó a la plantilla si el nuevo comprador asume la deuda del grupo alimentario

Deuda

Según pudo saber este medio, García Martín habría firmado la compra de la nueva Isidro 1952 SL, que arrastra una deuda bancaria de 25,8 millones de euros, principalmente firmada con Abanca y Santander, y no asumiría la deuda de la antigua Isidro de la Cal, que supera los 50 millones. La estructura financiera de la operación, compleja, se pactó en pleno preconcurso de acreedores, período en el que Isidro 1952 está blindado ante eventuales ejecuciones por impagos a los acreedores.

 

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad