Sede de la Fundación Barrié en A Coruña

Así es el plan de supervivencia de la Barrié: 30 millones en cinco años

stop

La Fundación Barrié prevé obtener más de 30 millones de euros en los próximos cinco años de los arrendamientos de inmubles y plazas de garaje al Banco Popular

A Coruña, 10 de julio de 2018 (04:55 CET)

Las vidas del Banco Pastor y de la Fundación Barrié, durante muchos años su principal accionista, han ido de la mano hasta que comenzó el baile de fusiones. Desde que en 2012 la entidad fue absorbida por el Popular, la fundación ha ido rebajando su peso en el negocio financiero. La integración del Popular en el Santander fue el golpe definitivo, ya que se llevó por delante todas sus participaciones y, además, una de las principales fuentes de ingreso de la institución que preside José María Arias.

Pero la Barrié todavía conserva un salvavidas en forma de alquileres. Según las cuentas de 2017, esta actividad le reportó 5,97 millones de euros, una cantidad que superará los 6 millones en el presente ejercicio y que entre 2019 y 2023 sumará 30 millones de euros más a las cuentas de la fundación, siempre y cuando el Santander respete los términos del acuerdo alcanzado en su día con el Banco Popular.

Acuerdo con el Popular

En virtud de ese acuerdo, el Popular accedió a respetar el contrato de arrendamiento firmado tras la venta del inmobilizado del Pastor a la Fundación Barrié en 2009, que afecta a los inmuebles que albergaban las oficina principales del banco en Vigo y A Coruña, un inmueble en la calle Orillamar y varias plazas de garaje en esta última ciudad y una nave en el polígono de Bergondo.

El contato tiene una duración de 20 años, por lo que vence en 2029. Hasta entonces, la Fundación Barrié calcula unos ingresos cercanos a los 70 millones de euros. Además, el documento incluye la posibilidad de prorrogarlo hasta un máximo de 40 años y una opción de recompra que, a juzgar por la situación financiera de la entidad, sería ahora mismo inasumible.

Ahora está por ver si, tras la integración efectiva con el Santander, la entidad que preside Ana Botín decide respetar el contrato o si, por el contrario, opta por dejar a la Barrié sin buena parte de los fondos que hacen posible que prosiga con su actividad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad