Proyecto para la reforma del estadio de Riazor de Arias Infraestructuras / Arias Infraestructuras
stop

Los nuevos dueños de Arias Infraestructuras activan varias operaciones patrimoniales para devolver la empresa a una situación de equilibrio

en A Coruña, 25 de julio de 2018 (05:00 CET)

Los nuevos propietarios de Arias Infraestructuras han puesto el contador a cero al activar un fuerte saneamiento que, según sus planes, garantiza la viabilidad financiera de la constructora coruñesa, líder de obra pública el año pasado en Galicia. Mario Barcenilla y Antonio Aranzadi, ex ejecutivos de Isolux Corsán, no parecen haber perdido el tiempo desde que tomaron las riendas de la constructora, que adquirieron hace poco más de un mes al empresario Ildefonso Rodríguez Iglesias.

La situación patrimonial de Arias Infraestructuras era crítica a finales de 2017, cuando había contabilizado unas pérdidas de 5,5 millones de euros, resultado derivado en gran medida de los quebrantos de una obra contratada en Bolivia. Sin embargo, la constructora tiene actualmente una cartera de obra en España que se sitúa por encima de los 30 millones de euros, según explican ambos ejecutivos.

Operaciones patrimoniales

Ambos directivos, también propietarios, aseguran que Arias está al día en todos sus compromisos de pagos, tanto mercantiles, laborales, fiscales y financieros. Todo ello es fruto de las medidas de choque adoptadas cuando desembarcaron en la compañía, que pasaron, inicialmente, por una reducción de capital, para compensar pérdidas, de 1,7 millones de euros, como adelantó Economía Digital. El capital social de Arias es actualmente de 64.800 euros.

Hay más operaciones financieras activadas por ambos socios para apuntalar la situación patrimonial de la compañía. El pasado mes de junio, y a partir de un balance que presentaba al cierre de 2017 un patrimonio neto negativo de algo más de medio millón de euros, Barcenilla y Aranzadi iniciaron un plan de reestructuración, que se articuló a través de varias operaciones en paralelo.

Retorno de activos

Al margen de la reducción de capital, otro de los ejes fue la minoración de reservas para compensar pérdidas pasadas, por importe de 1,8 millones, al que se sumaron aportaciones de los socios no reintegrables para incrementar el patrimonio, de aproximadamente otros 600.000 euros.

A treinta de junio, ambos socios procedieron a incrementar los activos fijos de Arias Infraestructuras en otro millón de euros, con el retorno de activos que habían salido del balance de la compañía. Ambos socios también pactaron con Ildefonso Rodríguez Iglesias el incremento del préstamo participativo para aumentar patrimonio, que sumó otros 600.000 euros. El saldo final del préstamo participativo se eleva a algo más de 3,5 millones de euros.

Financiación bancaria

Con todas estas operaciones, activadas en tiempo récord, los nuevos dueños de Arias Infraestructuras han logrado, según explican, que el patrimonio neto resultante de la compañía se sitúe en casi 700.000 euros, dando la vuelta a la situación de la empresa. Arias, sostienen, ha logrado el mantenimiento íntegro de la financiación bancaria y las pólizas de seguros.

En cuanto a las pérdidas originadas en Bolivia, explican que han sido compensadas y saneadas, ya que se encuentran provisionadas en el balance de 2017. La obra de Bolivia está ya liquidada y entregada.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad