Así es el plan de Altia para ganar un 68% más en 2015

stop

Impulsar los productos propios y aumentar el peso del sector privado y el mercado internacional conforman la línea estratégica del grupo

Núñez Feijóo y Tino Fernández | EFE

26 de abril de 2014 (23:54 CET)

El presidente del Deportivo ya tiene esbozada la hoja de ruta para lograr que su empresa, la consultora tecnológica Altia, incremente sus beneficios un 68% hasta 2015. Ese es el ambicioso objetivo fijado en el plan de negocio de la compañía presidida por Tino Fernández, que espera elevar sus ganancias de los 2,9 millones del último ejercicio hasta situarse por encima de los 5 millones en dos años.

A excepción de su facturación, que aumentó casi un 60% en el último año por el impacto de la compra de la madrileña Exis, todo progresa lentamente en la empresa de As Xubias. Prepara un ajuste gradual en su modelo de negocio, en parte impuesto por los golpes de la crisis y en parte por las líneas estratégicas de la compañía. Repliega sus soluciones tecnológicas de la administración pública lentamente para ganar clientes en el sector privado y llama a la puerta en tierras extranjeras, donde pagan más y más rápido. Junto al aumento del peso de estos mercados, la empresa también quiere ganar terreno en el área de Soluciones Propias, que actualmente apenas representa el 0,3% de la facturación.

¿Consultora tecnológica?

Pero Altia confía en que crecerá. Está preparando el lanzamiento de un nuevo producto que, previsiblemente, estará listo antes del verano. El desarrollo de programas propios solo reportó a la compañía 153.489 euros en 2013 con los productos que tiene en el mercado, la herramienta de gestión Flexia y el sistema de licitación electrónica Mercurio. En parte, por estar enfocado al sector público, que atraviesa un periodo de ajuste y control de gasto.

Sin embargo, Altia calcula que esta área crecerá hasta los 1,45 millones en 2015, lo que equivaldría al 2,6% de la facturación del grupo. La estimación está relacionada con la apuesta del grupo por los productos de mayor valor añadido mientras pliega velas en el negocio tradicional, el que más se resintió en tiempos de crisis. Por ejemplo, la consultoría tecnológica, con un peso similar al de Soluciones Propias, seguirá estancada en los próximos años, pasando de unas ventas de 281.000 euros en 2013 a facturar 334.000 en 2015, según las estimaciones de la compañía.

La aportación de Exis

A la vez que acomete un proceso de simplificación administrativa, incluida la absorción de dos filiales, Altia incrementa sus líneas de negocio. La compra de la madrileña Exis ha contribuido decisivamente en la diversificación y es especialmente significativa en el área de servicios financieros, donde la empresa ahora integrada en el grupo gallego, estaba muy bien posicionada.

Así se explica que los resultados consolidados, incluido Exis, muestren un crecimiento del 743% en las ventas por servicios financieros. Altia, por sí sola, facturaba en esta área 594.000 euros. Con la empresa madrileña, la cuantía se eleva hasta los 5,2 millones.

Los tres pilares

Diversificación de las líneas de negocio, mercado internacional, desarrollo de soluciones tecnológicas propias y simplificación de la estructura interna. Esos cuatro pasos, a los que se podría añadir el progresivo desplazamiento hacia el sector privado frente al público, se apoyarán en tres motores que representan más del 90% del negocio del grupo.

Los servicios de Outsourcing y mantenimiento (básicamente, la gestión tecnológica y soporte técnico de clientes) que representa el 68,5% de las ventas, con unos ingresos en esta área de 31 millones en 2013; el desarrollo de aplicaciones informáticas, que supone el 7% de la facturación; y los servicios de gestión y monitorización adscritos al Datacenter de la empresa, ubicado en el campus de la Universidade de Vigo. Esta área reportó a la compañía ingresos superiores a los 8 millones, un 18% de todo el negocio.

Marcando los tiempos

Altia prevé que todas estas áreas crezcan y de ello dependerá, no solo la salud de la empresa de Tino Fernández, sino su margen de maniobra para aplicar su negocio.

De entrada, 2014 estará marcado por la apuesta por el mercado internacional, que crecerá un 36% si se cumplen las previsiones del plan de negocio. Será 2015 el año de verdadero impulso para Altia, con crecimientos significativos en el mercado estatal (17,6% más en ventas), el sector privado (18,1%) y el sector público (18,8%). Todo ello suponiendo que la crisis remita y los planes salgan bien.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad