Planta de biomasa que construye Greenalia en Curtis / Greenalia

Así es el blindaje de Greenalia contra el Covid-19

La compañía tiene un suelo de ingresos garantizado en su planta de biomasa y continúa la construcción de cuatro parques eólicos al ser actividad "esencial"

La crisis del coronavirus ha desencadenado una oleada de expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), recortes en las previsiones de ingresos y beneficios para este 2020 e, incluso, ha dejado en suspenso el dividendo de empresas como Inditex o Merlin Properties propietaria de Marineda City).

Sin embargo, estos vaivenes no afectarán a Greenalia, que mantiene su hoja de ruta de cara a un 2020 clave tanto por la puesta en marcha de su planta de biomasa en Teixeiro (Curtis) como de cuatro nuevos parques eólicos. La compañía, que presentó este miércoles los resultados del ejercicio 2019 (el primero en el que ha logrado pulverizar los 40 millones de euros de facturación), desveló que el 91,3% de su negocio entra dentro de la categoría de "esencial" y es por ello que el coronavirus apenas ha alterado los niveles de actividad.

El 'suelo' de la biomasa

"Los parques eólicos siguen su construcción y todos los empleados que pueden están teletrabajando actualmente", aseguró el CFO de Greenalia, Antonio Fernández-Montells, que también desveló que su proyecto estrella (la planta de biomasa de Curtis) está blindada ante posibles fluctuaciones en el precio de la electricidad. Y es que estas instalaciones, con casi 50 megavatios de potencia y que ya venden su electricidad desde el pasado mes de marzo, nacieron al calor de la subasta del año 2016 y, por tanto, tienen una retribución garantizada para los próximos 25 años.

"Tiene un suelo que le permite mantener la rentabilidad", recalcó Manuel García Pardo, CEO de la compañía. Y es que el ingreso mínimo para la electricidad producida en Teixeiro se sitúa en los 92,32 euros por megavatio y la única revisión sobre el valor de esta producción ha sido al alza. Y es que la Orden TED/171/2020 del Ministerio de Transición Ecológica del pasado 24 de febrero amplió el derecho de cobro de esta retribución de 6.500 a 7.500 horas anuales. Este reciente cambio normativo eleva de 32 a 37 millones de euros anuales las previsiones de ingresos y de 15 a 17 millones el ebitda estimado por Greenalia, que ha decidido no aplicar ningún ERTE entre su plantilla. 

¿Récord en 2020?

La planta de biomasa de Curtis ya ha arrancado sus motores, pero no estará operativa al 100% hasta el tercer trimestre de este año. La compañía está pendiente de completar los últimos test en estas instalaciones, pero el calendario de estas pruebas se ha visto alterado ligeramente ante la imposibilidad de que los técnicos se pudiesen desplazar hasta Galicia como consecuencia del cierre de fronteras por el coronavirus. 

De esta forma, la compañía se prepara para llevar su cuenta de resultados a un nuevo récord en 2020 tras cerrar un 2019 en el que sus ventas se dispararon un 13,2% (hasta los 41,6 millones de euros) y su ebitda un 38,1% (hasta los 3,48 millones de euros). En el lado contrario, su beneficio neto descendió de 483.220 euros hasta 64.166 euros tras computar como amortizaciones la nueva maquinaria para la recogida de biomasa en un movimiento que no tiene impacto en caja.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad