Planta de Begano en A Coruña

Así es Begano cinco años después de la revolución en Coca-Cola

Calma en la embotelladora coruñesa de Coca-Cola que, tras afrontar un ERE en 2014, acabó 2018 con un beneficio por encima del millón de euros

Pasados cinco años desde el momento más crítico de Begano, la embotelladora coruñesa de Coca-Cola, la calma reina en la factoría ubicada en la avenida de Alfonso Molina. Según los datos remitidos al Registro Mercantil, la factoría anteriormente dirigida por Antonio Couceiro, acabó el pasado año con una cifra de negocio de 122,8 millones de euros, ligeramente inferior a la acuñada en 2017, que llegó a los 129, pero con un resultado de explotación al alza, que sobrepasó el millón de euros. El beneficio neto de la planta se quedó en algo más de 800.000 euros, un 60% más que el ejercicio anterior. Si bien el resultado está lejos de los que presentan otras grandes embotelladoras españolas (la valenciana Colebega, por ejemplo, facturó 412 millones y ganó 9,3 millones), la plantilla se muestra tranquila.

Desde el sindicato CSIF explican que Begano cumple anualmente con las previsiones marcadas por Coca-Cola European Partners Iberia, la sociedad española de la que dependen, a su vez, integrada en el grupo Coca-Cola European Partners desde 2016.

Integración y ajuste

“Ahora estamos tranquilos. No tenemos las cifras de otras grandes embotelladoras pero es que, por tamaño, somos junto con la de Tenerife de las emboltelladoras más pequeñas”, explican, a la vez que recuerdan que el momento más crítico se vivió, precisamente, tras la integración de la embotelladoras españolas.

En enero de 2013 Begano se integró en Coca-Cola Iberian Partners (la sociedad ahora denominada  Coca-Cola European Partners Iberia). Tan solo un año después se aplicaría una drástica reestructuración, que derivaría en el cierre de las embotelladoras de Asturias, Palma de Mallorca, Alicante y Fuenlabrada (Madrid). La factoría coruñesa se salvaba de la quema junto con los otros centros ubicados en Bilbao, Barcelona, Málaga, Sevilla, Tenerife y Valencia. No obstante, Begano se vio afectada con una reducción de plantilla que llegó casi al centenar de personas en Galicia (no todas acabaron en salidas, no obstante). “Fue la etapa más complicada, ya que llegamos a tener casi 350 personas trabajando aquí”, comentan fuentes sindicales. “No obstante, pasado ese trago, la situación ahora es mucho más calmada”, dicen.

A tenor del informe remitido al Registro Mercantil, la planta coruñesa acometió el pasado año inversiones por valor de 2,5 millones de euros destinadas "a la mejora de los procesos industriales y de comercialización”. A cierre de año, la compañía indicaba que este 2019 orientaría su gestión “hacia la mejora y optimización de los procesos productivos”.

Litigio con Hacienda

Con todo, a lo largo de estos últimos años, la compañía también se ha encontrado con sobresaltos. Begano, junto con su cabecera empresarial, se enfrentó --y salió airosa-- de un litigio con Hacienda por 16,1 millones de euros. El fisco reclamaba a la empresa esta cuantía, incluidos los intereses de demora, por el Impuesto sobre la Renta de no Residentes correspondiente a los ejercicios 2007, 2008 y 2009. La compañía llevó la disputa al Tribunal Económico Administrativo Central, que resolvió en su favor en 2015 sin que el abogado del Estado planteara un nuevo recurso.

En la actualidad, y según la memoria de la compañía, aún mantiene otro abierto otro litigio de similares características. En este caso, por retenciones en el impuesto de la renta de las personas no residentes entre los ejercicios 2010 y 2012. El resultado de las inspecciones de los técnicos de Hacienda dio lugar a una propuesta de liquidación de algo más de 13,7 millones.  La compañía presentó una reclamación económico administrativo que está todavía pendiente de resolverse, según la memoria de 2018 de la firma. "El administrador único de la sociedad considera que se han practicado correctamente todas las liquidaciones, por lo que, aún en el caso de que surgieran discrepancias en la interpretación de la normativa vigente, los eventuales pasivos resultantes no afectarían de manera significativa las cuentas anuales de la firma", advierte.

Resultados del grupo

Coca-Cola European Partners, la matriz europea del grupo, registró una facturación de 9.084 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 4% respecto al mismo período del año anterior.

En su informe de resultados enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en el que no aporta datos sobre beneficios, la embotelladora ha precisado que su cifra de ventas entre enero y septiembre ya incluye "el impacto del aumento de los impuestos sobre refrescos en Reino Unido y Francia del 1%".

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad