Vista exterior de la central de Endesa en As Pontes

As Pontes, sin salvación por la letra pequeña del acuerdo PSOE-Podemos

El documento consensuado por ambas formaciones propone recortar las ayudas que percibe por los pagos por capacidad y que la Xunta quería aumentar

Nuevo choque entre la Xunta de Galicia y el Gobierno central a cuenta de la central térmica de Endesa en As Pontes. El acuerdo alcanzado entre PSOE y Unidas Podemos dinamita una de las medidas estrella que había planteado la Xunta para lograr una alternativa al cierre de las instalaciones.

Y es que en el pacto de las formaciones encabezadas por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se abre la puerta a limitar los pagos por capacidad ante la amenaza de que puedan ser consideradas ayudas de Estado por la Unión Europea. "Revisaremos los pagos por capacidad, de manera que se limiten a medidas condicionales, transitorias, sin distorsiones, de último recurso y de acuerdo con el cumplimiento de los objetivos de reducción del precio de la electricidad, excluyendo la posibilidad de incurrir en ayudas ilegales y conforme en todo momento a la normativa europea vigente en la materia", figura en el acuerdo de Gobierno que se ha dado a conocer este lunes. 

Choque con la Xunta

Los pagos por capacidad, una partida a la que hace cinco años se llegaron a destinar 900 millones de euros de recursos públicos, fueron ideados para las centrales que, como las grandes térmicas (entre ellas Meirama y As Pontes), emiten más de 550 gramos de CO2 por kilovatio hora producido. El objetivo es garantizar el retorno de las cuantiosas inversiones realizadas por las compañías en unas plantas que pisan el freno cuando se dispara la producción renovable, pero que deben estar plenamente operativas para elevar su ritmo de producción para atender los picos de demanda.

Con la medida que se dio a conocer durante la tarde de este lunes, el Gobierno corta el paso a las pretensiones de la Xunta. El propio conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, había abogado en las últimas semanas por seguir los pasos de otros países y ampliar la cuantía de estos pagos por capacidad o conceder incentivos para la compra de derechos de emisión de CO2, cuya escalada de precios ha dado la puntilla a la central.

La receta fiscal de la Xunta para As Pontes

La Xunta de Galicia insta al Gobierno central a adoptar medidas que mejoren el panorama para la central de As Pontes y que inviten a Endesa a dar marcha atrás en su plan de cerrar la planta en un plazo de 18 meses

Con las pruebas para analizar la rentabilidad económica del uso de biocombustibles en la planta todavía por finalizar (sus resultados se conocerán entre enero y febrero), de O Hórreo salió el pasado mes de septiembre la receta de las fuerzas políticas gallegas para salvar la planta de As Pontes (una de las casi 150 centrales térmicas de Europa).

El PSdeG y el BNG apoyaron una iniciativa presentada por el PPdeG que recogía tres medidas clave. Por un lado, la supresión del céntimo verde para el carbón. Por otro, la ampliación de los mecanismos de compensación de pagos por capacidad. A estas dos propuestas se sumaba la de poner en marcha exenciones fiscales a centrales de carbón que se encuentren en proceso de adaptación a la directiva de emisiones industriales, como es el caso de la de As Pontes.

Ninguna de estas medidas figura en el acuerdo de Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, que pone el foco en cómo paliar el impacto de estos cierres, pero no en cómo prevenirlos. En concreto, el documento consensuado por ambos partidos comtempla "la creación de un Fondo europeo específico para favorecer la Transición Justa de los sectores y territorios más vulnerables frente al proceso de descarbonización". 

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad