San Fernando protestas

Arrancan las primeras movilizaciones en Navantia por el conflicto con Arabia Saudí

stop

Los trabajadores de Navantia en San Fernando (Cádiz) salen a la calle ante la ruptura "oficiosa" del contrato de construcción de cinco corbetas para Arabia

A Coruña, 07 de septiembre de 2018 (11:22 CET)

Si en Galicia están preocupados por lo que pueda pasar con el megacontrato de construcción de cinco corbetas para Arabia Saudí, en los astilleros de San Fernando, en la Bahía de Cádiz, más aún. Tal es así que este viernes, después de celebrar una asamblea, los trabajadores de este centro de producción de Navantia han decidido salir en dirección a la carretera CA-33 para cortarla en protesta por la posible pérdida del contrato.

El astillero de San Fernando es el único de los de Navantia que no tiene carga de trabajo asegurada, de ahí los nervios y la crispación entre los empleados de los astilleros públicos. En declaraciones a los medios, el presidente del comité de empresa, Jesús Peralta, ha reconocido que la situación es "muy complicada" y da la ruptura del contrato por "oficioso".

El contrato con Arabia Saudí

Cabe recordar que la confirmación de la firma del contrato, en negociaciones desde el año 2015, se produjo el pasado mes de julio por un importe de 1.800 millones de euros, suponiendo una carga de trabajo global de alrededor de siete millones de horas para los astilleros de Bahía de Cádiz, Ría de Ferrol y Cartagena y su industria auxiliar.

El programa arranca a finales de 2018 y el último buque debería entregarse en el 2022. En cuanto a su impacto en empleo, se calcula que durante cinco años se generarían anualmente cerca de 6.000 ocupados directos e indirectos. De ellos, más de 1.100 serían empleados directos, más de 1.800 empleados de la industria auxiliar de Navantia y más de 3.000 empleados indirectos generados por otros suministradores.

Sin embargo, la reciente cancelación por parte del Gobierno de Pedro Sánchez de un contrato de venta de armas a Arabia Saudí podría acarrear como consecuencia la anulación del macropedido del país árabe, condicionando una vez más el futuro de los astilleros y de cientos de familias en la Bahía de Cádiz

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad