Arias resiste: sigue como vicepresidente en el Popular de Saracho

stop

El presidente de la Fundación Barrié, crítico con la gestión de Ángel Ron, ocupará un puesto no ejecutivo en el nuevo consejo de la entidad

José María Arias, vicepresidente del Banco Popular

en A Coruña, 21 de febrero de 2017 (05:00 CET)

La llegada de Saracho a la presidencia del Popular se ha hecho notar desde su primer día de mandato. Su consejo ha sufrido una pequeña revolución, con el nombramiento de Carlos González Fernández (ex de Novagalicia) y Antonio González-Adalid García-Zozaya como consejeros independientes, en sustitución de Ana María Molins López-Rodó y Jorge Oroviogoicoechea Ortega. Pero, a pesar de los cambios, José María Arias logra conservar una de las dos vicepresidencias de la entidad, puesto que comparte con Roberto Higuera.

No obstante, a diferencia de su homólogo, Arias tendrá voz, pero no voto en las decisiones del banco, dada su condición de consejero no ejecutivo. Según figura en la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el que fuera presidente del Banco Pastor hasta su integración el Popular en 2012, también formará parte de la comisión delegada y de la comisión de auditoría en el organigrama diseñado por Saracho.

El peso de la Barrié

La continuidad de Arias atiende en parte a su postura crítica con la gestión del también gallego Ángel Ron al frente de la entidad. El vicepresidente del Popular y presidente de la Fundación Barrié, según fuentes próximas a la entidad, no estaba conforme con la pérdida de peso de la fundación tras las sucesivas ampliaciones de capital del banco –pasó del 6,9% inicial al 1,5% actual –, ni tampoco con la evolución del valor en bolsa.

La Fundación, de hecho, renunció a su puesto de consejero, cuya representación ejercía Ana José Varela, hace ahora justamente un año. La Barrié daba así por concluida una situación "excepcional" que, como reconoció entonces, sirvió "para favorecer el proceso de integración de Banco Pastor".

El lazo de Ortega

Al margen del apoyo al proceso de sucesión en la junta celebrada el pasado mes de diciembre, Saracho y Arias tienen otros intereses en común. Los dos mantienen una estrecha amistad con el fundador de Inditex, Amancio Ortega. De hecho, Saracho llegó a la reunión del consejo de administración de este lunes siendo consejero también de la firma textil.

Arias, por su parte, tuvo al empresario en el núcleo duro del Banco Pastor, entidad en la que Ortega llegó a controlar el 5% antes de ser absorbido por el Popular. Además, el vicepresidente del Popular nunca ocultó su buena relación con el hombre más rico de España, con el que incluso se dejó ver a bordo del megayate del fundador de Inditex.

Sin dietas

Con la nueva política retributiva, que no incluye dietas de asistencia, ni asignación alguna por la pertenencia a comisiones del consejo de administración –Arias está en la comisión delegada y la comisión de auditoria–, el vicepresidente del Popular percibirá 120.000 euros al año. A esta cantidad hay que sumar los 15,7 millones que suma en un vehículo de ahorro a largo plazo en la entidad, según consta en el informe anual de remuneraciones de los consejeros remitido por el banco este lunes a la CNMV.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad