Arias Hermanos resucita: la segunda constructora gallega de obra pública detrás de Copasa

stop

La empresa coruñesa, que durante la crisis activó un ERE para más de un centenar de trabajadores, logró 20 millones en contratos de la Xunta, ayuntamientos y Gobierno central

Carlos Negreira, Núñez Feijóo y Ana Pastor

en A Coruña, 04 de mayo de 2015 (05:33 CET)

No hace tanto que la constructora coruñesa Arias Hermanos se batía el cobre en los tribunales para sacar adelante el despido de 28 trabajadores, tras aplicar un ERE temporal en 2011 para 118. Era el arranque de la parte más dura de la crisis y, como sucedió en todos los sectores vinculados al ladrillo, la empresa sufrió.

La situación ha cambiado. Arias Hermanos fue en 2014 la segunda empresa gallega con más obra pública adjudicada en Galicia, hito que coincidió con el primer incremento en las adjudicadiones en territorio gallego en los últimos 5 años. La constructora obtuvo 20,04 millones en contratos de las distintas administraciones, situándose muy cerca de Copasa, la gran dominadora durante la crisis económica y que todavía continúa en el puesto de honor entre las empresas gallegas con 33,2 millones adjudicados.

Si añadimos a la ecuación las empresas españolas y extranjeras, Arias Hermanos es la sexta en el ranking de la obra pública gallega, debido a los macrocontratos del AVE que se llevaron Thales y Siemens, y a la furete implantación de Flotentino Pérez con las distintas filiales de ACS, y de Villar Mir, con las de OHL.

Pesca en todas las administraciones

Pero entre las empresas gallegas, solo Copasa le hace sombra. Según los datos publicados por la Federación Gallega de la Construcción, la empresa coruñesa pescó en todas las aguas. Los contratos más importantes proceden del Ejecutivo central, que le encargó obras por valor de 8,9 millones.

Aunque el informe especifica el número de contratos, cuatro, no aclara cuáles son, pero entre ellos están las actuaciones en el contradique del Puerto Exterior. Arias Hermanos se hizo con la obra presupuestada en 35,9 millones dentro de una UTE junto a Sato, Dragados y Drace.

En casa, como en ninguna parte

El otro bastión para la empresa fue el Ayuntamiento de A Coruña. Los municipios gallegos otorgaron a la constructora 10 contratos con un valor conjunto de 4,9 millones. Al menos cuatro de ellos fueron en la ciudad herculina, para la reurbanización y acondicionamiento de varias calles de la ciudad.

Fue la mayor adjudicataria del Ayuntamiento y Carlos Negreira (PP), el alcalde, incorporó a su lista a las municipales a la ex directora de la empresa, Susana Lenguas, en una poco decorosa idea.

El informe de la patronal de la construcción coruñesa, Apecco, eleva el valor de las obras obtenidas por Arias Hermanos de los Ayuntamientos gallegos a los 7,6 millones, lo que la convertiría también en la primera adudicataria de obra pública en la administración local gallega.

También en el 'top ten' de la Xunta

El Gobierno gallego adjudicó a la empresa gallega seis contratos, con un valor conjunto de 3,26 millones. Curiosamente, la primera adjudicataria de la Xunta no es Copasa ni ninguna empresa gallega, sino Dragados, de Florentino Pérez, con 13,8 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad