José Luis Suárez, presidente de Copasa, en una imagen de archivo

Argentina pone cifras a la parálisis de la obra estrella de Copasa

Copasa y sus socios locales, que debían completar el 75% de dos autopistas antes de 2021, apenas han ejecutado el 1% de las obras previstas

Copasa se adjudicó su mayor encargo en Argentina a mediados de 2018. El Gobierno de Mauricio Macri eligió al consorcio del que formaban parte la constructora ourensana y sus socios locales Panedile, Helport y Eleprint para construir, mantener y explotar 463 kilómetros de autopistas en el país. Sin embargo, un año y medio más tarde, las obras apenas registran avance alguno y se topan con las críticas del nuevo Gobierno argentino, que encabeza Alberto Fernández.

Un informe del Ministerio de Obras Públicas del país (ahora dirigido por Gabriel Katopodis) revela el parón que han sufrido las seis autopistas encargadas hace año y medio, con las dos de Copasa y sus socios locales a la cabeza al registrar la mayor parálisis.

El que más rezagado se queda es el vial E, del que según el documento apenas se han ejecutado el 0,06% de las obras previstas y que conecta las ciudades Villa Constitución, Rosario, San Lorenzo, Puerto San Martín, Campana, San Nicolás y Zárate. Algo mayor es el avance en el corredor F (de 234 kilómetros), en el que se han ejecutado el 0,61% de las obras que se habían comprometido a completar en el periodo de cinco años.

Nacionalizaciones de obras

La mayor parte (el 75%) de estas obras del contrato valorado en unos 2.100 millones de euros deberían completarse entre los años 2019 y 2020. Se trata de unas cifras que antojan complicadas de cumplir y que fueron utilizadas como arma arrojadiza en la antesala de las elecciones generales del pasado mes de octubre, en las que el kirchnerista Alberto Fernández se impuso a Mauricio Macri. 

El propio Gobierno de Macri avanzó la posibilidad de multar a alguna de las más de diez constructoras que participan en las obras de estos seis viales para salir al paso de la ofensiva de la oposición, que exigió documentación sobre estos proyectos y pidió citar a altos funcionarios en el Parlamento argentino para explicar esta situación.

Ahora, ya en el Gobierno, el kirchnerismo ha iniciado una auditoría sobre varias obras adjudicadas durante el mandato de Macri y el propio ministro de Obra Pública ha avanzado que el Estado nacionalizará cinco autopistas que hasta ahora estaban en manos privadas. "Estamos revisando muchos de los procesos que hoy están concesionados en manos privadas, y que tenemos la decisión de ir progresivamente pasando a manos del Estado, a medida que se van cumpliendo esos contratos. Estamos convencidos de que la mejor modalidad que tenemos para garantizar la administración y mantenimiento de esas áreas es que sea el Estado el que cumpla con esa responsabilidad y se podrán administrar estos corredores con más eficiencia", ha asegurado Katopodis, sin revelar si tiene previsto aplicar esta medida sobre más viales. 

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad