Imagen aérea de la balsa de lodos de Alcoa. Adega.

Arco Iris exige que Alcoa devuelva ayudas y repare la balsa de lodos

La asociación ecologista insta a la Xunta a que reclame a Alcoa la reparación de la balsa de lodos de San Cibrao por considerarla "una bomba de relojería"

El colectivo Arco Iris pone deberes a Alcoa por el impacto medioambiental de su complejo de San Cibrao. La asociación ha trasladado a la Xunta su petición para que el Ejecutivo gallego obligue a que la multinacional devuelva las ayudas públicas recibidas y que, además, repare la “enorme” balsa de lodos de Cervo, que cuenta con "una superficie similar a 87 campos de fútbol" y que, a su juicio, supone “una bomba de relojería”.

"Sería una hipoteca que Galicia no se podría permitir", señala el colectivo en un comunicado en el que advierten que la superficie de la balsa de San Cibrao es "la mitad" de la de Aznalcóllar, que causó a finales de los años 1980 uno de los desastre naturales más importantes de la historia de España.

Deberes a la Xunta

Según defienden desde Arco Iris, se trata de una "bomba de relojería que Alcoa pretende abandonar en Galicia" y que "puede hipotecar el futuro de toda la zona", por lo que reclaman que la permanencia de la planta de aluminio debe estar condicionada a que la multinacional "devuelva las subvenciones estatales y restaure la periferia de la factoría a su estado anterior".

"La Xunta de Galicia tiene la obligación de exigir que Alcoa cumpla con la legislación ambiental nacional e incluir esta medida en las negociaciones conducentes a asegurar que una industria estratégica permanezca en Galicia a cambio del cumplimiento y compromiso de sostenibilidad ambiental", señala el colectivo.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad