Fernando Basabe, consejero delegado de Applus / EFE

El dueño de las ITV gallegas ultima su salto a Irlanda

Applus parte como favorita para hacerse con la licitación de las ITV en Irlanda tras presentar la oferta "económicamente más ventajosa"

Applus avanza con paso firme en Irlanda. La compañía, que gestiona la red de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en suelo gallego tras la compra de Supervisión y Control (SyC), parte como principal favorita para adjudicarse la concesión de este mismo servicio en suelo irlandés.

Así lo ha revelado la propia firma a través de un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En ella revela que la Road Safety Authority of Ireland ha situado la oferta de Applus para adjudicarse este contrato como la “económicamente más ventajosa”.

Estirón a sus ingresos

La firma que absorbió Supervisión y Control (SyC) parte en la pole para hacerse con este contrato que se espera que se resuelva en los próximos y que daría un empujón adicional del 4,8% a su cifra de negocios.

Esta superó el año pasado todos sus registros tras elevarse un 6% hasta los 1.675 millones de euros. Un incremento de facturación que le ha permitido afianzar sus ganancias, que ascendieron a 41,2 millones de euros, y que le permiten generar una reserva para hacerse con el 20% que todavía no controlan en Supervisión y Control.

Applus compró la empresa gallega propiedad de Amador de Castro y la familia Campo por 89 millones de euros tras sellar un contrato que contemplaba una opción de compra por el 20% del capital restante a partir del mes de julio del año 2022.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad