Antifraude registra las oficinas de PSA Citroën en Francia por el escándalo de las emisiones

stop

La compañía garantiza la conformidad de sus vehículos con las normas de emisiones y se muestra dispuesta a colaborar con las autoridades

Vista de la planta de PSA Peugeot Citroën en Vigo

en A Coruña, 21 de abril de 2016 (20:22 CET)

Las emisiones siguen trayendo de cabeza a los fabricantes de coches. Después del escándalo de Volkswagen, esta misma semana era la japonesa Mitsubishi la que reconocía la existencia de motores trucados. Las autoridades antifraude andan vigilantes y el grupo francés de automoción PSA Peugeot Citröen lo ha podido comprobar este mismo jueves en sus propias carnes.

Según ha confirmado la propia compañía, la Dirección General de Competencia, Consumo y Represión de Fraudes del Gobierno francés ha realizado un registro en sus oficinas en el marco de las investigaciones abiertas sobre las emisiones del sector automovilístico, las mismas que hace tres meses detectaron que algunos vehículos de la firma Renault contaminaban más de lo que indicaban sus valores de homologación.

Transparencia

La firma francesa, que cuenta con una de sus mayores fábricas en Vigo, garantiza "la conformidad de sus vehículos en materia de emisiones contaminantes en todos los países donde opera" y destacó que confía en sus tecnologías y "colabora plenamente con las autoridades competentes".

Asimismo, el fabricante galo recuerda que, desde el pasado mes de noviembre, publica los resultados de consumo de uso real en virtud de un protocolo suscrito con las ONG Transport & Environment (T&E) y France Nature Environnement (FNE).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad