Añón se lleva a los Cuíña a Brasil para levantar su nueva siderúrgica

stop

Metaldeza se embolsará 10 millones de euros por el diseño y fabricación de la estructura metálica del macro complejo

Estructura metálica de Metaldeza para la siderúrgica de Manuel Añón en Brasil

09 de junio de 2014 (01:26 CET)

Metalúrgica del Deza (Metaldeza), uno de los buques insignia de la familia Cuíña junto a Inasus, ha encontrado manos amigas lejos de la frontera española, concretamente en Brasil. La empresa fundada por los tres hermanos Cuíña, entre ellos Xosé, el que fuera número dos del Gobierno Fraga, ha conectado en tierras brasileñas con el magno proyecto de otro ilustre empresario gallego, Manuel Añón. Metaldeza trabaja en la construcción de las naves de la acería de fundición, de la colada continua y el parque de chatarras que completarán la siderúrgica del empresario de A Laracha en el estado de Ceará, al noroeste del país.

El propietario de Hierros Añón invertirá cerca de 200 millones en su nueva siderúrgica y la empresa de la familia Cuíña se embolsará 10. Un paso más en el objetivo de internacionalización que se ha marcado ante la contracción del mercado doméstico. En estos momentos el equipo de la metalúrgica realiza las labores de ingeniería previas a la fabricación de las nuevas estructuras en su sede del polígono de Botos (Lalín), después de haber trabajado en el tren de laminación del acero y en otras estructuras de la planta correspondientes a la primera fase del proyecto.

Del concurso a Brasil


Metaldeza está controlada por un grupo participado íntegramente por la familia Cuíña, Aurela, con los hermanos Eladio y Ramón al frente y Rafa y María, hijos del ex consellerio, en el consejo. La compañia ha considerado el contrato como una pieza clave para la “consolidación de la expansión” internacional. Prevé alcanzar una facturación cercana a los 13 millones de euros a finales de año, un 80% procedentes de contratos en el exterior.

Balón de oxígeno para la metalúrgica, que en 2012 suspendió pagos con una deuda cercana a los 14 millones de euros, la mitad con entidades financieras y la otra mitad con proveedores. En verano de 2013, Metaldeza superó el concurso tras pactar notables quitas, de entre el 30% y el 50%, según informó Efe.

El macro proyecto de Añón

Estaba previsto que el primer módulo de la llamada Siderúrgica Latino Americana (Silat), cuyo componente principal es la fábrica de mallas, comenzase a funcionar antes del verano. Seguirá la factoría de laminación, que debería estar operativa a finales de año, si el Mundial de Fútbol y el consiguiente parón no lo impide, mientras que la acería pasaría a construirse después con el objetivo de completar el complejo en 2016.

La nueva siderúrgica de Añón, cabecilla de los accionistas rebeldes de NCG después de que el FROB aplicase una operación acordeón y diluyese su participación a cero, prevé generar cerca de 500 empleos y fuentes próximas a la empresa ya habían anunciado que crearía trabajo en Galicia. Ya lo estaba haciendo en un polígono de Lalín.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad