Año en blanco del eólico: ni un solo megavatio instalado en 2015

stop

La patronal española denuncia que las inversiones huyen de España, lo que pone en peligro la planficación energética del Gobierno

Los parques eólicos proliferan en los montes comunales

en A Coruña, 27 de julio de 2015 (12:00 CET)

El sector eólico no es capaz de sacudirse la parálisis que desde la aplicación de la reforma eléctrica ha frenado su desarrollo. La Asociación Empresarial Eólica (AEE) ha puesto una vez más el grito en el cielo al constatar que en los seis primeros meses del año, las inversiones han estado paradas. De hecho, según sus datos, no se ha instalado ni un solo megavatio nuevo en todo 2015.

"Los peores pronósticos se han hecho realidad" y "las inversiones en nueva potencia eólica se alejan de España", lamenta la asociación empresarial, que considera que está bajo riesgo de incumplirse el borrador de Planificación Energética del Gobierno. El documento incluía unos 5.000 MW eólicos adicionales hasta 2020 y alrededor de 7.000 millones de euros en inversiones para poder cumplir los objetivos europeos.

La situación de cara a 2020 es preocupante a juicio de los empresarios, pues en los primeros cuatro meses del año, España se ha convertido en el país de la OCDE que más ha incrementado su generación con combustibles fósiles, según datos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Reformar la reforma

A juicio de la AEE, "lo fundamental para ello es recuperar la confianza de los inversores corrigiendo aspectos fundamentales de la reforma energética, como la posibilidad de modificar cada seis años las condiciones económicas y, con ellas, la rentabilidad razonable, o la imposibilidad de que los parques eólicos recuperen parte de los desvíos entre el precio de mercado real y el que prevé el Gobierno".

Sin estos ajustes, considera "muy difícil" que los inversores vuelvan a confiar en España la hora de instalar nuevos parques. Además, "es necesario que la convocatoria de subasta se ajuste a la realidad del sector, que establezca una rentabilidad para toda la vida útil de las instalaciones, y que tenga unas normas claras, entre otras cosas", afirma.

Llueve sobre mojado

La ausencia de nueva potencia eólica en 2015 se suma a la instalación de apenas 27 MW en 2014. Sin el mercado sigue "paralizado", afirma la AEE, "la potente industria eólica española acabará por marcharse del país", a pesar de que la actividad exportadora continúa al alza.

De hecho, el sector eólico español exportó por valor de 418 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un aumento del 15,7% respecto al mismo periodo del año anterior, según datos del Ministerio de Economía.

Sin embargo, las empresas consideran que "son necesarias medidas para dinamizar el mercado interno y aumentar la capacidad exportadora y la presencia internacional de las empresas, así como instrumentos que favorezcan la I D y que propicien el desarrollo industrial".

"Si no se toman medidas para incentivar la renovación de los 20.266 aerogeneradores instalados en España, en 2020 el 50% tendrá más de quince años de vida y el 20%, más de veinte años, lo que supondrá que se irá reduciendo el número de megavatios generados, y el país se alejará aún más de los objetivos europeos", advierte.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad