Anna Wintour se queda con Zara

stop

La editora de la edición estadounidense de Vogue, auténtica gurú en el mundo de la moda, insta a Inditex a apoyar a los diseñadores españoles

Anna Wintour, revista Vogue y modelo de Zara

en A Coruña, 22 de octubre de 2015 (04:20 CET)

Es el diablo y viste de Padra, como la película protagonizada por Meryl Streep y que glosaba, sin citarla, su vida. Anna Wintour, la mítica editora de la edición estadounidense de Vogue, se ha pasado por Madrid, y aprovechado para abordar la situación de la moda en España. El papel de Inditex, matriz de Zara, para conformar un auténtico lobby del sector y apoyar a los nuevos diseñadores resulta, a su juicio, clave en estos momentos.

Para mejorar la visibilidad de la moda española, y a preguntas de El País, Wintour tiene la sensación de que "había mucha desorganización a la hora de planear la semana de la moda y de apoyar a los diseñadores jóvenes, y  aquí hay muchas empresas ricas que deberían contribuir y patrocinar, pero de una manera práctica, no limitándose a poner su logo en algún sitio", asegura sin citar al gigante textil que figura como patrocinador de la Semana de la Moda de Madrid.

La implicación de Inditex

¿Y cómo y quién puede apoyar a los diseñadores españoles? Wintour tiene la receta y apunta ya directamente a Arteixo: "Lo mejor es tener una organización, con todas las empresas, con las tiendas y con Zara y negocios similares", asegura. "Que los creadores de éxito hagan donaciones a esa organización y luego esta consiga fondos; entonces los diseñadores tendrían una institución y unos recursos que podrían dar apoyo y ayudar a las jóvenes promesas". La editora de Vogue explica que "si se implica todo el sector, también el Gobierno, como sería de desear, y además la prensa le da su apoyo, entonces hay una probabilidad real de tener éxito".

Wintour sabe muy bien de qué habla, según cita El País. Está poniendo como ejemplo el Consejo de Diseñadores de Moda de América, un lobby estado­unidense muy activo y eficaz, dirigido por la diseñadora Diane von Furstenberg y en cuyo consejo de administración se encuentran gigantes como Michael Kors, Vera Wang, Marc Jacobs, Tommy Hilfiger o Ralph Lauren.

El referente de EE UU

La propia Wintour, relata el rotativo, facilitó que en 2003 Vogue se aliara con ese consejo para dar una beca anual de 400.000 dólares a una joven promesa de la moda y 150.000 dólares a dos finalistas, seleccionados en un concurso abierto.

Wintour no es solo la directora de una revista. Es una de las principales artífices en la consolidación de la moda como un negocio que mueve billones en todo el mundo, que emplea a millones de personas y que tiene su gran liturgia en las cuatro semanas de la moda de Nueva York, París, Milán y Londres de otoño y primavera. Ahora, también tiene mensajes para Inditex. En Arteixo, por donde la leyenda la sitúa en una discreta y reciente visita privada dentro su periplo por España, seguro que tomarán buena nota.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad