Ángel Ron y Emilio Saracho, los dos últimos presidentes de Banco Popular

Ángel Ron dispara: Saracho quería vender el Popular, no gestionarlo

El expresidente de Banco Popular asegura que su sucesor mantuvo una reunión secreta con el BCE un mes antes de su resolución y venta al Santander

Ángel Ron vuelve a la carga contra la gestión de Emilio Saracho al frente de Banco Popular. El directivo santiagués ha acusado a este último de que su verdadera intención era vender la entidad a bajo precio y no gestionarla.

Así lo ha asegurado en su comparecencia ante el juez de la Audiencia Nacional, José Luis Calama, y la Fiscalía Anticorrupción, que le investigan por administración desleal y falsedad en las cuentas, entre otros delitos societarios, en relación a la quiebra del Banco Popular.

Reunión con el BCE

En su intervención, Ángel Ron ha denunciado que Saracho acudió a la sede del Banco Central Europeo apenas un mes antes de la reexpresión de las cuentas, con el objetivo de poner sobre la mesa los posibles caminos que se le abrían al Banco Popular en el futuro. Entre ellos estarían, según asegura Ron, su resolución.

En paralelo, Ron ha solicitado aportar a la causa el acta de un consejo de administración de abril de 2017 en el que Saracho habría explicado que podía conseguir 3.500 millones de euros sin ampliar capital ni vender el banco o acometer ninguna operación corporativa.

Discrepancias con el Banco de España

El directivo santiagués de Banco Popular atribuyó a "problemas de interpretación" las discrepancias en su gestión respecto de las instrucciones del Banco de España y alega que tuvo que contratar a Deloitte para que interpretase el sentido de la circular de 2016 sobre el cálculo de provisiones de la banca.

En este punto ha insistido en que cumplían la normativa pero existía un descuadre en la interpretación de la mencionada circular que le llevó a contratar a Deloitte. El juez le ha interrumpido en este punto para preguntar por qué no preguntó directamente al Banco de España, lo que habría sido más barato, y no ha obtenido respuesta.

El expresidente del Popular ha defendido que en todo caso, las deficiencias que apuntaban los reguladores se iban subsanando siempre sobre la marcha y que cada paso que dio en el banco contaba con el beneplácito de los supervisores e informes favorables de la asesoría jurídica y los auditores.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad