Ángel Jove resucita Anjoca y gana más de 15 millones con el ladrillo

stop

Los dividendos de las filiales de Andalucía, Canarias y Baleares devuelven al grupo a beneficios tras acumular pérdidas de más de 12 millones

Hotel Elba en Fuerteventura y Ángel Jove Capellán

en A Coruña, 03 de noviembre de 2015 (23:05 CET)

Vuelve a sonreir Ángel Jove, que a fuerza de promociones inmobiliarias ha devuelto a Anjoca a la senda de los beneficios tras acumular números rojos por valor de 12,4 millones en 2013. El año pasado dio la vuelta a las cifras, y la sociedad presentó unas ganancias de 15,8 millones, gracias a los dividendos recibidos de su negocio en tierras isleñas, en Canarias y Baleares.

Anjoca, que el hermano de Manuel Jove controla a través de su sociedad patrimonial Ábaco, es la matriz de un grupo de 14 filiales dedicadas a la promoción inmobiliaria y al sector turístico. Anjoca Canarias, Anjoca Baleares y Anjoca Andalucía han reportado los dividendos más suculentos al holding, con 9,75 millones, 7 millones y 4 millones respectivamente. La cuantía percibida de las sociedades dependientes asciende a 21,8 millones, todos computados como ingresos financieros, al sumar a las anteriores un dividendo de 1 millón de euros de Altrica, otra inmobiliaria con domicilio en A Coruña que preside Ángel Jove.

Geriátricos en Cambre, naves en Sabón

Excluyendo las aportaciones de las filiales, los únicos ingresos que percibe el holding proceden de los arrendamientos de locales comerciales, un geriátrico –-Residencial los Magnolios, en Cambre-- y un hotel en Granada, además de diversas naves industriales situadas en el polígono de Sabón. Por estos arrendamientos percibió la empresa 591.754 euros.

Pero el premio gordo llegó de mano de sus promotoras inmobiliarias. Anjoca Canarias acabó el ejercicio con un resultado positivo de 8,1 millones; Anjoca Andalucía obtuvo unos beneficios de más de 500.000 euros; y Anjoca Baleares más de 245.000. Perdieron dinero Anjoca Cantabria y la filial hotelera Hoteles Elba, y aportaron ganacias, aunque modestas, Altrica, Promociones Penasquedo y Constructora Ángel Jove, así como las explotaciones hoteleras de Gran Canaria y Rota.

Adiós a Irco

Aclara Anjoca que el año estuvo marcado, además de por los dividendos de las filiales, por los beneficios obtenidos tras la disolución de Inmobiliaria Reunida Coruñesa (Irco), de la que controlaba el 50%. "Fruto de esta disolución Anjoca, S.L ha obtenido un resultado positivo como diferencia entre el patrimonio obtenido y el valor de la inversión dada de baja, por un importe de 3.037.123,73 euros, equivalente a plusvalías generadas por la sociedad disuelta", según explica la memoria de ejercicio de la sociedad.

Como contrapartida, el holding de Ángel Jove tuvo que realizar una corrección valorativa por importe de 9,7 millones en unos terrenos que adquirió en Murcia debido al retraso en la ejecución del proyecto.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad