Ana Pastor culpa a las empresas de los parones en el AVE a Galicia

stop

La ministra de Fomento admite que "algunos proyectos" estuvieron parados porque las constructoras pidieron aumentar los costes, pero reitera que la alta velocidad llegará en 2018

Ana Pastor, ministra de Fomento

en A Coruña, 09 de agosto de 2015 (14:31 CET)

El AVE a Galicia no está parado, pero se está construyendo a tirones. La reiterada promesa de Fomento de que la alta velocidad llegará en 2018 se mantiene, pero Ana Pastor ha admitido que han estado paralizados "algunos proyectos".

"Han estado parados algunos de esos proyectos porque las empresas pedían modificados por una cuantía que, desde luego, no estábamos en disposición porque el dinero es de los españoles", zanjó la ministra.

Las tensiones entre las constructoras y Adif provocaron parálisis de hasta siete meses en la conexión entre Madrid y Ourense. Las empresas quieren añadir modificaciones al proyecto que incrementaría su coste mientras que el organismo público asegura que no asumirá cambios que no sean absolutamente necesarios.

Pastor ha querido alejar toda duda y volvió a asegurar que el AVE en 2018 "está garantizado", argumentando que en los últimos Presupuestos Generales del Estado se ha reservado una partida 731 millones para el tramo Lubián-Ourense. En el mismo sentido, ha aseverado que los trabajos "no están parados". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad