Amenaza de huelga indefinida en la auxiliar de Citroen de las 6.000 horas extra

stop

La plantilla de Trèves comienza este lunes un paro por el alto ritmo de trabajo impuesto por la empresa

22 de septiembre de 2013 (13:25 CET)

Trèves comienza este lunes una huelga indefinida. La plantilla de la fábrica de componentes, auxiliar de la planta PSA Peugeot-Citroën en Vigo, ha convocado el paro por el altísimo ritmo de trabajo que están sufriendo. La culpa, explicó el comité de empresa, la tiene el cambio de modelo de vehículo en Citroën. La carga laboral se intensificó y los trabajadores están extenuados por el sobreesfuerzo. David Couñago, el presidente del comité, cifró en más de 6.200 las horas extras realizadas por la plantilla durante este año.

Por eso, la planta ubicada en el polígono industrial de O Campiño (Pontevedra) apagará las máquinas. La huelga está convocada entre el lunes 23 a las 22.00 y el viernes 27 a las 16.00 horas. Si no se llega a un acuerdo con la compañía, el día 30 comenzará una huelga indefinida.

Posibles despidos

La relación de los trabajadores con la empresa es tensa. Más allá del exceso de carga de trabajo, el comité denuncia que son muchos los empleados que han acudido a la mutua en las últimas semanas. Sin embargo, la bajas son pocas. La empresa "los cambia a otro puesto y eso afecta en las rotaciones. Hay trabajadores que los castigan y no rotan durante 8 horas", explica Couñago.

El comité también detecta graves incumplimientos de la ley de riesgos laborales, y que la inspección de trabajo "sólo da largas" y cada vez que realizan una visita le ofrecen dos meses más para que resuelvan los defectos que se encuentran en la factoría.

Quejas de los clientes

El resultado del frenético ritmo de trabajo tiene consecuencias para los clientes, siempre según la versión del comité de empresa. Según explicaron, se han recibido 40 quejas por el mal estado de las moquetas que han salido de la fábrica cuando en otros modelos solo se registraban nueve quejas en todo un año. "Esto es debido a que no nos da tiempo para comprobar como sale el material y siguen a aumentarnos el ritmo", afirmó Couñago.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad